Combatientes asociados

Exposición dedicada al Comandante Juan Almeida Bosque en la sede de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en el Ariguanabo. Foto: Eleanet Vidal R/A.Exposición dedicada al Comandante Juan Almeida Bosque en la sede de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en el Ariguanabo. Foto: Eleanet Vidal R/A. La Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en San Antonio de los Baños la integran de manera voluntaria distintas generaciones de combatientes. Su objetivo principal es apoyar incondicionalmente la defensa de la Patria y las conquistas del socialismo en todos los terrenos.

La Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en San Antonio de los Baños tiene su antecedente en el año 1985 cuando se creó la Comisión de Historia del Batallón 164. Esta comisión estuvo presidida por Rafael Valdés, conocido como Felo, el cuerero. La misión fundamental de esta radicaba en mantener viva la tradición miliciana, así como mantener la organización y control de los combatientes. Entre las tareas más importantes realizadas por la Comisión de Historia se destaca la construcción de la tarja conmemorativa en la Super- Milk, donde radicó la jefatura del Batallón durante los años 1961 y 1966. Desde este sitio también partieron los milicianos hacia la Primera Limpia del Escambray y luego a Playa Girón. Para el control de los combatientes se crearon varios grupos con un promedio de 25 integrantes cada uno. De esta manera se garantizaba la rápida movilización en el momento que fuera necesario.

El 11 de septiembre de 1993 quedó constituida en San Antonio de los Baños la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana. De inmediato se integraron los combatientes del Batallón 164 residentes en el municipio. Entre las actividades que desarrollan los combatientes ariguanabenses que participaron en Girón, en la lucha contra bandidos y en misiones internacionalistas se destaca la conmemoración del 19 de abril, fecha en que demostraron valentía y coraje al obtener la victoria frente a la invasión mercenaria. Una tarea importante que realizan los asociados es el intercambio en centros estudiantiles, laborales e instituciones locales.

La Comisión de Historia continúa funcionando como parte de la Asociación de Combatientes y presta especial atención a la tradición miliciana, la atención a los enfermos e impedidos físicos y también las honras fúnebres de los milicianos fallecidos.

Fuente: Libro El batallón, del historiador José Miguel Delgado.

 


Escribir un comentario

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales