Contra la tuberculosis siempre prevención

San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba.- Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ubican a la tuberculosis (TB) como la segunda infección más letal en la población adulta en el mundo, después del Sida; en Cuba son los adultos por encima de los 40 años donde mayormente se presenta. En San Antonio de los Baños los médicos y enfermeras de la familia realizan acciones preventivas contra la tuberculosis desde la atención primaria.

A partir de la dispenzarización de los problemas de salud de cada área en todos los consultorios de la familia tanto en la zona rural y urbana se priorizan a los grupos de riesgos en la aplicación de pesquisas señala la doctora Dayli Ramírez Navarro, residente de primer año de Medicina General Integral del consultorio 20 del consejo popular centro de la localidad. Apunta que una vez confirmado el diagnóstico del caso, es responsabilidad del médico de atención primaria el seguimiento de los convivientes y contactos íntimos, así como el seguimiento del tratamiento, de acuerdo con los criterios del Programa de Tuberculosis.

Insiste que entre los síntomas y signos más frecuentes, destaca la tos con flema persistente por más de 15 días, a menudo con sangre en el esputo, fiebre, sudoración nocturna, mareos momentáneos, escalofríos y pérdida de peso, los cuales pueden ser leves durante muchos meses. En este sentido insiste en no subestimar, por ejemplo, la tos y acudir al consultorio médico para descartar la TB.

Precisa Dayli que esta enfermedad bacteriana contagiosa compromete principalmente a los pulmones y puede propagarse a otros órganos del sistema nervioso central, el linfático, el circulatorio, el genitourinario, el aparato digestivo, los huesos, las articulaciones e incluso la piel. Se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire, y basta con que una persona inhale unos pocos para quedar infectada.

Puntualiza que la adherencia al tratamiento es fundamental, en la cura de la enfermedad señala que todavía no existe una vacuna preventiva, pues la BCG solo protege a la población infantil de las formas graves de la enfermedad. De ahí la necesidad de un diagnóstico temprano y para el tratamiento oportuno, pues con esas medidas la tuberculosis es curable. Para contraerla constituyen riesgos el contacto estrecho con un enfermo de tuberculosis, el alcoholismo, el VIH, el hábito de fumar, la nutrición inadecuada y el hacinamiento, entre otros factores de ahí que el trabajo preventivo debe llegar a elevar la cultura sanitaria y fomentar los espacios libres de humo.

Mantener el hogar ventilado y con una correcta iluminación y claridad figuran entre las medidas higiénico-ambientales sugeridas por la doctora, quien además insta a las personas a taparse la boca y la nariz al estornudar y toser, y no acercarse mucho a los interlocutores cuando se habla, como acciones básicas de profilaxis de la tuberculosis y otras enfermedades.

Insistió en la necesidad de evolucionar desde una percepción de riesgo hacia un cambio de conducta o conciencia de riesgo, del deber social que tenemos al conocer el problema, ayudar a la gente y evitar el contagio la tuberculosis es curable, pero los esfuerzos actuales para encontrar, tratar y curar a todos los pacientes son insuficientes si no participamos todos.


Otras de San Antonio

Ariguanabo Online

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales