Por años los ariguanabenses hemos anhelado un pueblo limpio. La ineficiencia por mucho tiempo en la recogida de desechos sólidos llevó consigo, que una gran parte de la población en la Villa del Humor perdiera total cultura de higiene comunal, dando lugar a ciudadanos que arrojan basuras, animales muertos, excrementos y escombros en cualquier lugar y a cualquier hora haciendo de nuestro municipio un vertedero eterno.

Trabajador de Comunales en el Parque de la Iglesia, San Antonio de los Baños. Foto: Dayami Tabares.
Trabajador de Comunales en el Parque de la Iglesia, San Antonio de los Baños. Foto: Dayami Tabares.

Ahora bien, desde hace pocos meses San Antonio de los Baños cuenta con un nuevo gobierno lleno de buenos deseos y de grandes proyectos. Uno de ellos, es lograr el saneamiento ideal para la óptima salud de sus habitantes y tiene a sus servicios la Cooperativa no Agropecuaria Jardín Encantado, que se encarga de recoger los desechos sólidos de forma diaria.

Ese quehacer lo hemos visto, su labor es sostenida, sistemática, pero a San Antonio de los Baños le cuesta verse limpio.

La causa, querido lector, no es secreto, la falta de higiene comunal pero de manera personal. Hace falta conciencia, educación, respeto hacia los vecinos y hacia los ariguanabenses que deseamos ese ornato bello, limpio, agradable y esto nada tiene que ver con la crisis, la escasez, por el contrario si nuestras calles permanecieran limpias tal vez el estrés y la desidia fuera menos.

Debemos unirnos y combatir indisciplinas de las que somos testigos y nada hacemos. No permitamos que un vecino o alguien de otra zona afee y ensucie nuestra cuadra, tenemos que tener para ello también y así lo considero el apoyo del cuerpo de inspectores sancionando ante el incumplimiento de los horarios y de lugares para sacar y depositar basura.

Hace años y ahora también que la sanidad ambiental la limpieza y la belleza de nuestra Villa está en manos de todos, en el quehacer de los ariguanabenses. Unámonos en esta campaña para lograrlo.

 

Eleanet Vidal Arteaga