Foto: Archivo de Radio Ariguanabo

Por Carlos Enrique Rodríguez González

Las brazadas de Yoinel Robayna Rodríguez se bañan de oro y récords.

Ponen ritmo a cada carril de la piscina o el mar abierto. Entonces, el campeón sube al podio una y otra vez.

Sus brazadas se acompañan de largas horas de sacrificio, entrega, incomprensión y apoyo de la familia y el pueblo del Ariguanabo.

Yoinel es un tritón de lujo. Gana una y otra vez en cuanta competencia existe y lo convocan. Gana y sus récords y resultados pasan inadvertidos, pero eso no lo frena. Se anima a seguir en el empeño por ser mejor.

Este 2024, ganó la Copa Otto Parellada de Aguas Abiertas en La Habana. Su registro fue de 40 minutos exactos en tres kilómetros.

También impuso marca histórica en la Copa Ramón Cordobés, de Varadero en los 100 pecho con tiempo de 1.15.63, con brazadas de coraje, técnica y maestría deportiva.

Yoinel sabe de viajes en solitario con su moto pequeña para llegar a Varadero. Sabe de las miradas de asombro por ser humilde, pero fiel al podio y a sus principios.

Yoinel y sus brazadas, marcan un camino. Un segundo tritón en el Ariguanabo después de Gregorio Fiallo.

Gracias, Yoinel. No decaigas en tu nadar por un sueño. La crónica de la prensa estará siempre y tu esfuerzo será el mejor regalo a las brazadas de campeón que no te abandonan nunca.

Master2020
Últimas entradas de Master2020 (ver todo)