Los ingenieros son esenciales para el desarrollo económico sostenible, pues resultan necesarios para apoyar el crecimiento y el desarrollo de infraestructuras claves, como carreteras, presas, que sirven para el suministro de agua y el saneamiento.

Son así mismo imprescindibles para la innovación tecnológica, que beneficiará a las personas y al planeta, generando una mayor prosperidad y una mejor calidad de vida.

El papel de los ingenieros e ingenieras en nuestro mundo moderno, es clave a la hora de pensar en el futuro de la humanidad. Ellos son los que tienen la responsabilidad de desarrollar no solo nuevas tecnologías, sino también nuevos métodos que permitan a las personas seguir obteniendo los recursos necesarios sin poner en riesgo el planeta.

También son los responsables de sacar adelante la Cuarta Revolución Industrial, que es la que se basa en el desarrollo de avances como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la robótica y la computación cuántica. El ideal es lograr un equilibrio entre el mundo moderno y la naturaleza.

Por estas y otras razones la UNESCO invita a alentar a los jóvenes, a considerar la ingeniería como una carrera y afirma que si quieren hacer cambios para un mejor mundo, han de convertirse en ingenieros, para utilizar los principios de la ciencia y las matemáticas en desarrollar aplicaciones prácticas en alimentos, agua, energía, medio ambiente, ciudades sostenibles, resiliencia ante desastres naturales y otras áreas que son cruciales para toda la humanidad.

En nuestro Ariguanabo son muchas las áreas de la ciencia que labora en función de rescatar el medio ambiente y los ecosistemas que sufrieron de la indolencia del hombre en la zona protegida Paisaje Natural Valle del Río Ariguanabo. Para ello se necesitan de la sapiencia de varias ingenierías que ya hoy dan borrón a imágenes de abandono y rescatan la belleza natural.

Aunque ha demorado en el tiempo está presente la ingeniería también en el rescate del patrimonio arquitectónico, en la producción de alimentos, en la economía circular y en todo el empeño de hacer de San Antonio de los Baños esa ciudad sostenible que todos deseamos.

Eleanet Vidal Arteaga