Confirma su valía Movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar en el Ariguanabo durante 2023.

——————————————————————————–

San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba.- Unas 65 hectáreas en patios y 150 parcelas con 35 hectáreas son parte del Movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar (AUSF) en el Ariguanabo al cierre de 2023 y esa extensión representa un incremento en 5 hectáreas, con relación al año anterior.

La puesta en producción de las nuevas áreas en los 5 consejos populares es el principal aporte de los trabajadores y dirigentes de la actividad al programa nacional, impulsado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz y que cumplió 35 años el pasado 27 de diciembre.

Conformes unos e insatisfechos otros, durante más de tres décadas los residentes en el territorio han sido partícipes del intenso quehacer en los organopónicos, semiprotegidos, huertos intensivos, parcelas tecnificadas y casas de cultivo rústicas.

En esas unidades se desarrollan 22 subprogramas – cinco de cultivos, 12 de apoyo y 5 de crianza animal- y todos obedecen al Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, cuyo reto es fomentar los sistemas agropecuarios locales.

A propósito, se ha avanzado en la construcción de 2 nuevos organopónicos, los cuales corresponden a comunidades. Además, existen centros de trabajo que han conformado pequeñas unidades con recursos locales y la cifra pudiera aumentar en los próximos meses.

En la incorporación de patios y parcelas, la provincia tiene un potencial identificado de cerca de 80 mil y ya se aprovechan 75 mil 241, gracias al trabajo coordinado con las organizaciones de masas. En esos escenarios, las producciones fundamentales son las hortalizas, plantas ornamentales y medicinales, plátanos, frutas y crianza de cerdos, conejos y aves.

En las diferentes modalidades de la AUSF, el rendimiento promedio fue de 11 kilogramos por cada metro cuadrado, y pudiera ser mejor; pero se reportaron dificultades por el mal estado de los sistemas de riego y la baja fertilidad del sustrato en los canteros.

Durante casi todo el año se afectó la producción y aplicación de abonos orgánicos, por déficit de combustible para la transportación de la materia prima hacia los centros de procesamiento y posteriormente desde estos hacia las unidades de producción.

Sin ser todavía lo que se requiere, se aprecian resultados en la garantía de semillas, aunque es preciso un mayor apoyo en el municipio. También avanzan los subprogramas de producción de agentes de control biológico y plantas medicinales.

Desde su creación hace 35 años, el movimiento confirma la valía de ese proyecto, en su afán de aprovechar todas las áreas posibles para producir hortalizas, condimentos frescos y otros renglones, de los que también dependen la salud física y económica a las familias.

Adrian Torres Rodríguez
Últimas entradas de Adrian Torres Rodríguez (ver todo)