Adonis del Ariguanabo

A Adonis Marquetty lo conocí en mi tiempo de instructora de arte en la Casa de la Cultura Raymundo Valenzuela. Bastaron unos pocos encuentros para descubrir el excelente artista de la plástica e instructor de arte que lleva en el corazón.  Adonis es de esos jóvenes que puedes encontrar en cualqier rincón de San Antonio de los Baños. En el Museo Municipal, en la Quintica dibujando un paisaje, en el Parque Central retratando con pinceles y acuarelas o en un aula impartiendo talleres de creación. Es un joven artista del Ariguanbo, que a pesar de su corta edad es admirado y respetado por grandes profesionales.

Hoy cuando conmemoramos el Día del Artista de la Plástica tengo el placer de conversar con él

¿Desde cuándo disfrutas las Artes Plásticas?

Desde pequeño me ha gustado dibujar. Recuerdo que mis primos jugaban a las bolas, a la pelota y yo simplemente me divertía con un lápiz y una hoja. Cuando cursaba el segundo grado mi mamá decide llevarme a la Casa de Cultura Raymundo Valenzuela.  El profesor del taller de creación de artes plásticas era Jorge Lucas, ese fue mi primer profesor. Pero esta aventura duró muy poco, ya que vivíamos  muy distante de la Casa de Cultura y mi mamá trabajaba bien lejos y mi papá en La Habana, no tenía quien me llevara a la institución. Pero no abandoné completamente el dibujo, porque lo seguí haciendo en la escuela y participaba en todos los concursos de Artes Plásticas que se orientaban.

En séptimo grado volví a los talleres de creación de artes plásticas de la Casa de Cultura y esta vez lo hice para no abandonarlo jamás. Mi profesor era Francisco Martínez Villamil, conocido por todos como Panchito. Asistía a sus talleres y en noveno grado realizo las pruebas para la Academia de Artes Visuales Eduardo Abela, pero no logré aprobar. Entonces, aparece la Escuela de Instructores de Arte (EIA) ”13 de marzo” y esta vez sí  fui aceptado en la especialidad de Instructor de Artes Plásticas.

¿ Admiras la obra de los artistas de la plástica de San Antonio de los Baños?

En mi formacion simpre están presentes los referentes locales, como Eduardo Abela, Rubén Suarez Quidiello, René de la Nuez, Jorge Lucas, que antes comenté fue mi profesor. Y en mi vida sucedió algo curioso e interesante: la mejor amiga de mi mamá vive en la cuadra de Ángel Manuel Rodríguez, Manolito, artista de la plástica que tiene gran  importancia en mi formación académica. Esta amiga de mi mamá conocía que a mí me gustaba dibujar y  le mostró algunos de mis dibujos a Manolito. Él los vio y le parecieron interesantes, incluso mostró interés en asesorarme, pero nunca fui. No sé por qué motivo mi mamá no me llevó a su casa. Pero parece que el destino procuró que después nuestros caminos se cruzaran y hoy somos excelentes amigos.Manolito, artista de la plástica del Ariguanabo                                                        Adonis junto a Manolito, artista de la plástica del Ariguanabo.

El otro artista de la plástica que está estrechamente vinculado a mi vida es Daniel Arango, Anamú. Anamú era profesor de la Escuela de Instructores de Arte 13 de marzo, y aunque en ese momento no me dio clases, después que terminé la escuela, sí. También conté con la genial asesoría de Arley Perera, excelente artista de la plástica ariguanabense, amigo y vecino que me asesoró y siempre me brindó su apoyo en este camino de las artes plásticas.

¿Cambió tu vida con la graduación en la Escuela de Instructores de Arte 13 de marzo?

Ya después que me gradúo de la escuela de instructores de arte y termino el Servicio Militar Activo, considero que fue cuando comenzó mi verdadera escuela, con  Manolito. Incluso pintaba en su casa. También con Osmar Reyes a quien estoy muy agradecido, a Osmar solamente verlo pintar era como  estar asistiendo a un taller de artes plásticas. Es un gran maestro del color y amigo incondicional.                                                      Su amigo Daniel Arango ”Anamú”, artista plástico y escritor ariguanabense.

No puedo dejar de hablar de Anamú que no ha sido solo mi mentor. Nuestro vínculo ha traspasado la frontera de lo profesional, es otro de los padres que tengo y que son unos cuantos.

Háblame de tu participación en eventos de Artes Plásticas

He participado en muchísimos salones y exposiciones, como en el Salón de Tradiciones Nora lloró, en los Encuentros de Paisaje, eventos comunitarios dentro y fuera del municipio. Exposiciones personales tengo tres, dos en Casa de Cultura y la úlima en el Museo Municipal José Rafel Lauzán, que se inauguró meses antes del incio de la pandemia por Covid-19.

¿Qué relevancia tiene para tu profesión ser miembro de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA)?

Ingresé en la  Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) en el año 2019, aunque ya hacía algun tiempo estaba participando como invitado en sus eventos y salones. Estoy muy agradecido  de Orestes, Israel, Pascual, Maday, Graciela y del resto del colectivo de artesanos. Ellos me han acogido en sus filas con un gran cariño. En la ACAA comencé en la modalidad de papel maché, que me encanta, incluso la disfruto más que pintar.

¿Qué temas te gusta trabajar en tu obra?

En la pintura me gusta trabajar  la figura humana. Trato de llevar las vivencias  personales y del entorno que me rodea. Sus problemáticas, pero no del modo convencional.  He tratado  de crear mi propio mundo visual en mi obra y hasta ahora ha gustado, aunque creo que todavía me queda mucho camino por transitar.

¿ Otras pesonas que nunca olvidas en tu formación profesional?

A Pedro Miguel Macías, que muchos años fue metodólogo de Cultura Popular Tradicional en la Casa de la Cultura, a Idael Núñez,  profesor y amigo; Felo, que me ha permitido plasmar muchas de mis obras, allá en el Bosque Martiano del Ariguanabo.                                                                                            Junto a Idael Núñez.

¿Eres uno de los pocos instructores de arte que ejercen esta profesión hoy en San Antonio de los Baños? ¿Disfrutas enseñar desde las artes plásticas?

La profesión de Instructor de Arte, me encanta.  En todos estos años no solamente he impartido artes plásticas a los niños y adolescentes, sino que he aprendido de ellos. Incluso, muchos me han comentado que soy parte importante en su vida y eso demuestra  que la relación ha trascendido la barrera de alumno- profesor.  Estas cosas me motivan a entregarme más a esta hermosa labor, con mayor entusiasmo y dedicación.

¿En qué estas trabajando ahora?

Ahora me encuentro trabajando como personal de apoyo en mi centro laboral, ya que la escuela donde trabajo funciona como centro de vacunación. Sigo trabajando en mi obra pero desde mi hogar,  y participando en todos los salones y exposiciones que por motivo de la Covid-19, son virtuales. Tengo como meta seguir trabajando, documentándome, transmitiendo mis conocimientos y asimilando todo lo que el entorno me pueda brindar en este hermoso mundo de las artes visuales.

Del autor: