¡Hurra Capitán!

El Día Internacional de Hablar como un Pirata es un día festivo ficticio, creado en 1995 por John Baur y Mark Summers en Estados Unidos, quienes proclamaron que el 19 de septiembre de cada año sería el día en que todo el mundo debería hablar como un pirata. Por ejemplo, una persona que celebre este día festivo no saludaría a sus amigos diciendo “Hola”, sino que diría “¡Ahoy, amigo!”.

El día festivo, y su práctica, surge de la visión romántica de la Época de Oro de la Piratería. A partir del año 2002, el evento adquirió un carácter internacional. En la actualidad, el día se celebra en más de 40 países. El Día de Hablar como un Pirata se ha celebrado mediante la inclusión de huevos de pascua en diversos videojuegos y páginas web. Facebook introdujo una versión de su página traducida al idioma pirata el Día de Hablar como un Pirata del año 2008. Google también ofrece una versión de su motor de búsqueda en idioma pirata. En 2007, la mayor librería de Estados Unidos, también se unió a los festejos mediante un anuncio con el texto Ahoy, Matey!

Para la celebración del año 2008, el Museo Marítimo Nacional de Australia organizó una actividad infantil en la que se otorgó a los niños un diploma por su graduación en la Escuela de Piratas, uno de los programas escolares más populares del museo.

En 2012 se cumplió el décimo aniversario del evento. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, participó publicando en la red social Twitter una foto en la que aparecía conversando con un hombre vestido de pirata. Y así varias son las personas que  cada 19 de septiembre hablan como un pirata ¿Te animas? ¿Y sabes como hablaban los piratas? Los piratas usaban expresiones con muchas “rrrs”, tales como «¡Hurra!» y «¡Tierra a la vista pirata!». Así que, ya sabes, si tienes un pequeño en casa puedes sumarte a esta celebración y convertirte en  el capitan de su barco pirata que va viento en popa y a toda vela Así que ya sabe mi capitan, estamos listos para celebrar el Día Internacional de Hablar  como un Pirata ¡Hurraaaaa!

 

Del autor: