Desarrollo local ¿una utopía?

¿Qué es el desarrollo local? ¿Incide un buen desarrollo local en los avances de un municipio?

Le cuento, amigo lector, que se define el desarrollo local como un proceso esencialmente endógeno, participativo, innovador y de articulación de intereses entre actores, territorios y escalas, dígase municipal, provincial y sectorial/nacional.

Y sí, considero que incide este desarrollo local en los avances de un territorio, porque es vital para un sólido asentamiento económico y social de un municipio que el desarrollo local centre sus bases en la autonomía necesaria, en la sustentabilidad y en una sólida base económica-productiva.

Para avanzar en materia de autoabastecimiento, es necesario explotar todos los recursos disponibles en el municipio, involucrar a todos los actores socioeconómicos y a la población para crear estrategias a favor de dicho desarrollo local.

Hace unos días en el programa radio-televisivo Mesa Redonda, Mildrey Granadillo de la Torre, viceministra de Economía Y Planificación, informó que muchas son las novedades que apuntan en este 2021 hacia un mejor desarrollo municipal desde la autonomía; como por ejemplo la ampliación de los actores que pueden ser titulares de un proyecto que tenga como fin el mejoramiento de la localidad. Estos pueden ser entidades estatales, así como cooperativas no agropecuarias, los trabajadores por cuenta propia y las organizaciones de masas.

Todas estas nuevas propuestas, en busca de un municipio con mejor autonomía, pero también con las competencias requeridas para una adecuada gestión de desarrollo local.

¿Qué áreas se pudieran favorecer con el desarrollo local? La producción de alimentos, la industria local, el comercio, la gastronomía y los servicios, así como el turismo local sostenible y las energías renovables. ¡Cuánta falta le hace a San Antonio de los Baños actualizarnos en este tema! ¿Verdad?

Potenciar el desarrollo local, creo, se hace eminentemente necesario en estos tiempos tan difíciles que nos ha tocado vivir. Y no estoy hablando solamente de un desarrollo local enfocado en términos económicos, también se pueden sumar los proyectos socioculturales en busca de una mejor cultura comunitaria y los proyectos medioambientales que tanto agradecería nuestro río Ariguanabo. Son enfoques que mejorarían la calidad de vida de los ariguanabenses.

Entonces, amigo lector, concluyo el comentario instando a un mejor desarrollo local en nuestro municipio. Si contamos con todo el instrumento legal, jurídico y con las políticas que nos ayudarán a implementarlo ¿por qué pensar que el desarrollo local es una utopía?

El desarrollo local tiene que sentirse ya como una posibilidad real, objetiva y necesaria para que el municipio tenga una base económica-productiva sólida. Para que la autonomía crezca, para aprovechar mucho más los recursos endógenos y de esta forma incidir en el aumento de la calidad de vida de la población.

Del autor: