Alegres por la vida

El escritor Dostoievski, cuya literatura explora la psicología humana, dijo: “ El hombre se complace en enumerar sus pesares, pero ni enumera sus alegrías”. Realmente nuestro día a día no deja espacio al gozo, ya que mueren muchas personas a causa de la terrible pandemia del coronavirus.

Cientos de familias penan por la pérdida de un ser querido, de un abuelo, padres, hijos o simplemente de amistades, que han sido arrebatados entre tanta vida. Así, en medio de la actual coyuntura de confinamiento, enfermedad y muerte, efectuar celebraciones por el Día Internacional de la Alegría podría sonar extraordinario.

Sin embargo, resulta imprescindible reflexionar en torno a cómo mantener este sentimiento nos hace sobrellevar de mejor manera los problemas, si se tiene en cuenta que al afrontarlos con actitud optimista podrían convertirse en grandes oportunidades.

Esta festividad busca valorar la importancia y la necesidad de cultivar ese sentimiento de bienestar, gratitud y satisfacción con la vida, antepuesto a las dificultades que una persona pueda experimentar en su andar cotidiano.

Cada persona siente felicidad con cosas muy diferentes. Ya te has preguntado por estos días de ajetreo, ¿qué te hace feliz? La sonrisa cuesta poco a quien la produce y vale oro para quien la recibe. Alegrar tus días con aquello que disfrutes hacer ayuda a vivir, ya sea desde lo más exagerado hasta la actividad más sencilla.

En medio de tanta incertidumbre y enfermedad, no dejemos que muera el espíritu alegre que vive dentro de cada cubano. Con cada gesto, actitud o hecho, tratemos de arrancar una sonrisa a quienes la COVID ha cobrado caro. Que este 1 de agosto haya nuevos motivos y deseos para celebrar la alegría.

Del autor:

Yaima Malagón Franchi Alfaro

Graduada de periodismo en la Universidad de la Habana en el año 2020. Redactora y reportera de prensa  Radio Ariguanabo