Batalla del Jigüe más cerca de la tan ansiada Revolución

La Batalla del Jigüe fue un combate que se llevó a cabo entre el 11 y el 21 de julio de 1958 en las cercanías de la confluencia de los arroyos Jigüe y La Plata, cerca del poblado de Arroyo de las Cuevas, en el actual municipio de Guamá. El día 11 de julio inician las acciones. Una patrulla rebelde ataca las posiciones del batallón 18. El objetivo era herir algún soldado de la tropa enemiga. El plan obtiene los resultados esperados, logrando que el jefe del batallón envié al herido a la playa custodiado por dos pelotones. El 14 de julio el capitán rebelde Guillermo García Frías había logrado mejorar sus posiciones en el río La Plata. Contaban con armas y se preparaban para emboscar al enemigo.

En cambio, el batallón 18 quedó cercado en el arroyo Jigüe  y se enfrenta a una situación desesperada ya que sus escasas provisiones estas prácticamente agotadas, se les hace imposible evacuar a los heridos. Esta situación es aprovechada por la máxima dirección del Ejército Rebelde para trasladar el puesto de mando más cerca aún del batallón enemigo. El día 15 de julio todo el día y la noche los amplificadores de Radio Rebelde se mantienen arengando a los soldados situados en el río Jigüe. Durante varios días, ambos ejércitos combatieron con valor.

Fueron días donde se sucedieron varios enfrentamientos en esa misma zona. Los protagonistas derrocharon valentía y amor a la Patria. El 20 de julio, los oficiales y los soldados del ejército batistiano desmoralizados y vencidos comenzaron a deponer las  armas de acuerdo con las condiciones propuestas por los rebeldes. La batalla no terminó hasta el día 21 de julio de 1958. Esta victoria del  ejército rebelde desde el punto de vista militar, fue el último desastre para la ofensiva batistiana. Se acercaba cada vez más, la tan ansiada Revolución.

Del autor: