Futuro Asegurado

Pedro acaba de enterarse que su salud no está en óptimas condiciones. El cáncer de pulmón se extendió hacia otros órganos  de su  cuerpo y quizás para  principios del próximo mes ya no se encuentre con vida.A pesar de su tristeza, a Pedro le reconforta saber que dejará a su familia amparada con una buena suma de dinero, gracias al Servicio de Seguro, del cual es cliente hace varios años.

Estas son algunas de las facilidades que le brinda una agencia de seguros, no solo podrá resguardar su vida para que el día en que ya no esté,  pueda garantizar para sus hijos o quizás algún otro familiar, el  bienestar económico durante un tiempo.  Tal vez le suene frívolo, pero lo considero muy útil, y por qué no decirlo: necesario.

Quizás las cuestiones monetarias sean asuntos delicados de tratar,  cuando nos referimos al fallecimiento de una persona,  pero… ¿Si habláramos de un auto que sufre un accidente? ¡Qué tranquilos nos sentiríamos sabiendo que el Seguro cubrirá los daños! Así sucede con casas, propiedades y hasta se sentirá seguro ante aquella pequeña fractura en su brazo, que tal vez le impidió retomar el trabajo en unos meses.

Soy del criterio que la precaución nunca está de más,  aunque  tampoco estorba.  Démosle a los accidentes, siniestros y hasta las enfermedades otra cara. Veámoslo por el lado de la seguridad. Respaldemos nuestro futuro ante todas esas eventualidades que la vida nos tiene preparada a lo largo de los años. Asegure la  vida y  sus propiedades más importantes para que los daños sean leves. La oficina de Seguros en San Antonio de los Baños realiza un trabajo excepcional en este sentido. No pierda la oportunidad de proteger lo que más le importa. Así, ganará por amplio margen, a la Providencia.

 

Del autor: