Una profesión que me hace feliz

El periodismo deportivo requiere de estudios y esfuerzo para llevar hasta los aficionados el acontecer del mundo del deporte. Una profesión que enamora a aquellos que la practican.

Con motivo de la celebración este 2 de julio del Día Internacional del Periodista Deportivo, conversamos con uno de los ilustres tras el micrófono del Ariguanabo: Roberto Rodríguez González. Narrador y comentarista deportivo que hoy en día labora en la emisora provincial Radio Artemisa.

¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del periodismo deportivo?

Yo comencé en la emisora Radio Ariguanabo, aquí en mi San Antonio de los Baños, en el año 1996. Una emisora y un colectivo que fueron los que me impulsaron desde un principio y confiaron en mí. Empezamos a narrar la Serie Provincial de Béisbol, y tuvimos la aceptación de los especialistas y, sobre todo y más importante, de la afición ariguanabense. Una profesión difícil, que lleva mucha entrega y requiere aprender todos los días. El comienzo siempre es complicado, yo tuve el privilegio de estar en la antigua Cadena Habana y recibir los cursos de la mano de los más grandes como Eddy Martin, Ramón ‘’Pity’’ Rivera, Nelson Moreno, entre otros, y ahí me fui formando poco a poco.

¿Qué elementos tienen en común la labor del narrador comentarista deportivo y el periodismo deportivo?

En el mundo entero se encuentran separados el narrador, comentarista y periodista. En el caso de Cuba nosotros tenemos que hacer periodismo tradicional, crónicas, reportajes, entrevistas, y también llevar la narración deportiva. En la provincia Artemisa lamentablemente no existen los recursos para narrar diversos deportes, solo el béisbol y alguna que otra vez, el fútbol. Sucede que el periodismo deportivo va muy vinculado y te ayudan mucho los conocimientos y la preparación de narrador comentarista deportivo.

¿Cómo valoras el periodismo deportivo cubano en la actualidad?

A nivel nacional yo creo que existe un movimiento entre los colegas de la radio, la televisión y la prensa escrita, donde hay personas muy profesionales que se están preparando muy bien. A muchos de ellos los conozco personalmente, e incluso he visto crecer a varios. Estoy seguro que hay un buen futuro por delante. En el caso de nuestra provincia igualmente hay jóvenes muy talentosos, los hay aquí en Radio Ariguanabo, en la emisora provincial (Radio Artemisa), al igual que en el semanario El Artemiseño. Siempre debemos confiar en la juventud, yo también fui joven y si en mí confiaron, yo tengo el deber y la obligación de confiar en esos jóvenes que vienen pisando fuerte.

¿Cuánto influyó en tu carrera profesional haber formado parte del colectivo de Radio Ariguanabo?

Para mí, Radio Ariguanabo ha sido la gran casa, esa puerta para adentrarme en este mundo que me encanta, en esta profesión, que todos los días me convenzo de que si volviera a nacer lo haría de nuevo. Yo le agradezco muchísimo a todas esas personas que, aunque no se lo demuestre todos los días, las llevo en el corazón, personas que he visto crecer y superarse para bien.

Del autor: