Giovanni León: a Radio Reloj le cogí el golpe desde el inicio…

La emisora de la hora y las noticias, Radio Reloj, es el canal de información de mayor longevidad en el mundo. Este primero de julio arriba a sus 74 años y constituye motivo de regocijo para quienes llevan en su voz todo cuanto acontece dentro y fuera de nuestras fronteras, minuto a minuto.

Radio Ariguanabo, en San Antonio de los Baños, tiene entre sus profesionales a Giovanni León, locutor que formó parte del colectivo de la emisora del tic tac.

“En una ocasión me encontré a un conocido que trabajaba en  Radio Reloj y en broma le dije que por qué no decía que tenía un vecino locutor. Un día lo vuelvo a encontrar y me indicó que según Ibrahim Aput debía presentarme el lunes siguiente. Así lo hice, me hicieron un examen de voz y varios días después me presenté nuevamente para observar el trabajo de los locutores. En aquel entonces tenía 33 años, era el año 2005, y vivía en el municipio de Alquízar”, recuerda.

Ese domingo, mientras el joven pensó que solo observaría no fue así. El profesor Ibrahím Aput le realizó una “prueba de fuego”, sin avisar y en vivo lo colocó ante los micrófonos. Aquellas clases que antes había recibido de Gladys Goizueta, de su padre Enrique Goizueta, Nelson Moreno de Ayala y Marta Jiménez Oropesa perfilaron  su voz, su dicción y la interpretación para asumir el reto impuesto.

“Comencé a trabajar en el turno de la madrugada. Errores cometí algunos, pocos. Pero a Radio Reloj le cogí el golpe desde un inicio”, asegura.

“Hacer la revista de los domingos fue también un momento en el que pude dar lo mejor de mí. Uno se enfrenta a diferentes géneros y hay que hacerlo de la mejor manera posible, donde la lectura te da mayor seguridad. De verdad me enseñó muchísimo pues es vital aprender cómo leer una noticia, un comentario o una crónica; trabajar en equipo y coordinar con el otro locutor”.

Haber trabajado cerca del gran maestro de la locución en Cuba, Ibahim Aput imprimió un sello de responsabilidad y sentido del deber en Giovanni. “Recuerdo que ya trabajando en Reloj me cuestioné qué hacía ahí, estaba leyendo en una cabina para el mundo entero prácticamente. Entonces le comuniqué al profesor que tenía coordinado otro trabajo. Preguntó el horario (de día) y me dijo que podía seguir trabajando allí en las madrugadas. En pocas palabras, no me dejó ir.

“Lo volví a ver en una visita que realizó a Radio Ariguanabo para la habilitación de jóvenes locutores y me dijo: ¡¿a usted quién le echó agua caliente en Radio Reloj?! ¡Mire que he preguntado por usted y nunca supe! Sus palabras me dieron mucho orgullo”.

A las travesías para llegar a tiempo desde Alquízar se sumó el placer de ser escuchado y acompañar a excelentes compañeros, entre ellos, Luis Alarcón Santana e Isabel Fernández Corrales.

“En una oportunidad había mucho calor y al entrar al estudio climatizado, tuve una afectación en la voz desde ese mismo instante y durante varios días. Cada vez que comenzaba a notarse los locutores que trabajaban conmigo me pedían la hoja y seguían leyendo. Afortunadamente no me requirieron pero sí elogiaron la conducta de mis compañeros, cosa que agradecí a cada uno”.

Cumpliendo con el eslogan de que “Si es noticia, la tiene Radio Reloj”, Giovanni se mantuvo durante varios años informando con su voz a todos los cubanos. “Me enseñó mucho, es verdaderamente una escuela, todos los locutores que han pasado o continúan allí lo han hecho ver y yo lo reafirmo”.

Hoy desde el Ariguanabo, con unos años de más, hace suyos muchos de los programas con un estilo auténtico, preparando a los más jóvenes y elevando su preparación como profesional de la palabra, huellas imperecederas que dejó Radio Reloj en su vida.

Del autor:

Adián Acevedo González

Periodista y Jefe de Redacción de la Emisora Radio Ariguanabo