Siéntete orgulloso de ser tú

Cuánto disfruto rodearme de personas que viven su vida a plenitud. Personas que defienden sus convicciones, gustos, preferencias, su forma de sentirse vivo y nada más. Sin embargo, me entristece tanto conocer a otras personas que se encierran en una burbuja que limita el placer, el bienestar, la satisfacción del deseo, solo por el qué dirá la gente. Sentirnos orgullosos de lo que somos es una actitud que no debe faltar en nuestros días.  Es una de las claves para encontrar la felicidad. 

Es por esta razón que, cada 28 de junio el mundo conmemora el Día del Orgullo Gay, también conocido como el Día Internacional del Orgullo LGBTI+ siglas que identifican el movimiento de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, intersexuales, categorías que identifican orientaciones sexuales e identidad de género. 

El Día del Orgullo Gay está inspirado en la premisa de que ninguna persona debe avergonzarse, sea cual sea su sexo biológico, orientación sexo afectiva, su identidad sexual o su rol de género. Surgió como respuesta política hacia distintos mecanismos que el sistema tradicional utiliza contra quienes se “desvían” de la heteronormatividad y lucha contra la vergüenza, la exclusión y las agresiones físicas y verbales a las que son sometidas algunas personas simplemente por amar y sentirse realizados. 

El origen de la celebración del Día del Orgullo Gay se remonta al 28 de junio de 1969, cuando tuvieron lugar los conocidos disturbios de Stonewal, en Nueva York, Estados Unidos, ciudad en la que la policía dirigió una redada contra un colectivo gay y este respondió con manifestaciones que concluyeron en incidentes violentos. Desde la fecha y hasta la actualidad cada 28 de junio se convoca a reafirmar el sentimiento de orgullo sobre las identidades y orientaciones sexuales y de género tradicionalmente marginadas y reprimidas. 

Este 2021 vuelve el orgullo LGTBI bajo el lema “Los derechos humanos no se negocian, se legislan: ley integral trans ya”, con campañas desde las redes sociales, teniendo en cuenta la gravedad de la situación sanitaria a nivel mundial por la Covid-19. 

Creo que, a nuestro escenario nacional llega oportunamente esta celebración. Hace unos días, en uno de mis comentarios, nos acercabamos al nuevo Código de Familias que se sugiere a propuesta del pueblo cubano y que tanta repercusión, dudas y alegrías o molestias, sin fundamentos, ha traído. Pues mire usted, aquí estoy de nuevo dando mi voto para que la comunidad LGTBI+ se una y celebre nuestro orgullo y nuestra cultura. 

Aquí estoy una vez más pidiendo la aceptación de nuevas oportunidades para las personas que solo desean formar familias, matrimonios y amar a un hijo con todo el respeto y la pasión infinita del corazón, ese corazón que bombea igual en cada cuerpo, sea cual sea la orientación, los gustos, el género. ¿Te has puesto a pensar en eso? Todos somos iguales de corazón.

Del autor: