Resultados alentadores en la ganadería

San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba.- La producción de carne y leche ha dado un giro durante el primer semestre del 2021 en el Ariguanabo. Desde el primero de mayo se ajustaron los planes como parte de un proceso de recontratación, que beneficia y satisface las necesidades de los ganaderos, a la vez que les permite un mayor aporte a los diferentes destinos.

Sumado a ello, a partir de las nuevas medidas y resoluciones aprobadas para el sector agropecuario, se ha llevado a cabo la venta de carne vacuna a la población ariguanabense, algo novedoso que agradecen los pobladores.

A la iniciativa del productor líder Yuniel González Paneque se sumarán otros, ya identificados por la Empresa Agropecuaria, que aún esperan el certifico del Centro de Control Pecuario para expender una parte de su masa ganadera a la población.

En cuanto al cumplimiento del plan de producción de carne, de enero al cierre de mayo el municipio ha aportado 38.7 toneladas, de un plan de 26, que se procesan en el Matadero de Candelaria para el balance nacional.

Mensualmente, los productores aportan 8 toneladas, destacándose Gerardo González y Yuniel González, padre e hijo de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) “Reinaldo Pérez”, así como Omar Mérida y Javier León de la CCS “Vicente Pérez Noa.

La leche con destino a la industria también dio un vuelco con respecto al año anterior. Esta recontratación de los planes derivó en que todas las formas productivas están sobrecumpliendo lo pactado, algunas como las CCS “Vicente Pérez Noa”, “Reinaldo Pérez”, “Ernesto Che Guevara”, “Conrado Benítez”, “Jesús Menéndez” y la “Camilo Cienfuegos”, con indicadores de hasta el 300 por ciento. La entrega de tiro directo a las bodegas, en contrato con Comercio, también se mantiene sin dificultad, según informó Liosel Saldaña, jefe de ganadería de la Empresa Agropecuaria.

Loas transformaciones en el sector posibilitan que cada productor utilice el alimento de sus vacas, no de las novillas, por tanto, al cumplir con su encargo estatal, puede producir derivados o vender el excedente a la misma industria, a precio por acuerdo.

Yuniel González, por ejemplo, solicita un local dentro del Hospital General Docente “Iván Portuondo”, para la venta de productos lácteos.

Del autor: