¿Quién nos va a cuidar?

Cifras alarmantes acompañan cada mañana al doctor Francisco Durán en su conferencia de prensa. Veo en sus ojos la tristeza y preocupación cuando informa la cantidad elevada de niños positivos a la Covid-19 y a su vez el gran número de contactos que tienen esos menores de edad.

¿De quién es la culpa? ¿Qué papel juega la familia en casa para que eventos como este dejen de ser titulares en nuestros espacios informativos? Si tía, trabaja en la calle. Si tía todos los días sale a su centro laboral para cumplir con la jornada y ayudar al país en tan difíciles condiciones ¿Qué hace tía visitando a su sobrino de dos meses, cargándolo, mimándolo, besándole los pies y las manos? Y se pone muy brava cuando le sugiero que evite estas visitas y demuestre su cariño al bebé de otra forma.

Las personas aún no entienden que en cualquier lugar estamos expuestos al virus, que podemos llevarlo sin querer con nosotros a casa y que depende de las medidas y restricciones personales que tomemos en el hogar propagaremos o no este virus en la familia.

Últimamente soy la nieta pesá de Tino, porque muchos de mis tíos y primos, no advierten de la gravedad y vienen a visitar a mi abuelo de 86 años. Se molestan porque no los invito a entrar a la casa, porque no dejo que se acerquen a mi abuelo, que lo besen, que lo toquen. Entonces soy, para Manolo su sobrino una exagerada y falta de respeto. Pero Manolo hasta hace dos días estaba en un centro de aislamiento por ser contacto de un caso positivo ¿Qué hace Manolo hoy en mi casa?

Comprendo que la familia es la familia, que debemos estar juntos en las buenas y en las malas, pero esta situación exige distanciamiento. Podemos ayudar, pero tenemos que dejar a un lado los abrazos, los besos, los saludos con las manos, hasta rozar innecesariamente los codos. Desde hace muchos meses mis padres enfermeros y yo solo nos saludamos con el corazón, porque a mí me toca trabajar desde casa y cuidar a abuelo, ellos estan trabajando en centros de salud.

Cada uno debe ser consecuente con el espacio que debe ocupar, incluso en casa, velar por la limpieza de los objetos de uso común y la desinfección de superficies ¿Por qué si no nos cuidamos nosotros en la familia? ¿Quién nos va a cuidar?

 

Del autor: