La experiencia del profe Carlitos

La rutina en los días del joven Carlos Cañete Alayón, fue interrumpida por la pandemia. El profesor de Informática del Instituto Politécnico José Antonio Echeverría dejó el laboratorio de Computación y marchó hacia los predios del Centro de Aislamiento Municipal ubicado en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) “Mártires de Humboldt 7”. Emocionado, cuenta sus experiencias:

“La Dirección de Educación convocó a los docentes a colaborar como personal de apoyo en el Centro de Aislamiento Municipal para pacientes contactos de positivos al virus SARCOV -2 situado en el IPVCE Mártires de Humboldt 7.  Acudo a la institución junto a dos profesores de la Escuela Primaria Domingo Lence Novo.

Experiencias tuve muchas: desde ponerme a llorar con un paciente que extrañaba  a sus seres queridos hasta  percibir el cariño con que nos recibían en la zona roja. También hablaban desde sus camas, preguntaban cosas de su interés y se sorprendían mucho al saber que soy maestro. Fue  conmovedor, puesto que me confiaban sus inquietudes y preocupaciones. En esos momentos me convertí en la persona más cercana a ellos.”

Sonríe ante la pregunta acerca del temor de encontrarse expuesto a la enfermedad y responde: “El temor siempre está presente, por supuesto, pero tuve compañeros con experiencia (ya llevaban varias semanas dando su aporte) que me ayudaron mucho. Nos explicaron muy bien los protocolos de salud a seguir. El cumplimiento de las medidas para el cuidado personal y la alegría de sentirse útil contribuyen a superar el temor. Considero que ese propio temor permite ser cuidadoso y mantenerse sano.”

En cuanto a la actitud de los estudiantes del Instituto Politécnico José Antonio Echeverría en el combate a la pandemia, Carlitos (como le llaman sus familiares y amigos) comenta: “Los profesores del Instituto Politécnico José Antonio Echeverría estamos muy contentos con nuestros estudiantes. En los lugares del municipio declarados en la Zona Roja, la presencia de nuestros estudiantes se ha hecho sentir. Ellos contribuyen a la atención a las personas vulnerables, actúan como mensajeros  y apoyan en todo lo que haga falta. Muchos jóvenes dieron el paso al frente y han sido reconocidos en las redes sociales, el Consejo de Dirección y el claustro de la escuela se sienten satisfechos con la labor realizada.”

La cuarentena total que atravesó San Antonio de los Baños, mantuvo a Carlitos en otra importante labor en el Puesto de Mando Municipal. Con expresión adusta, que casi hace olvidar su juventud, exclama: “Conoces nuevos amigos y recuerdas la importancia del trabajo en equipo, pero pienso que lo más importante es que acudir a los centros de aislamiento, constituye una prueba del enorme compromiso que mantienen los jóvenes con la Patria y con la Revolución. Eso es en mi criterio lo más importante. “

Del autor:

Janet Pérez Rodríguez

Máster en Ciencias de la Educación. Redactora y reportera de prensa de la emisora Radio Ariguanabo de San Antonio de los Baños