El impacto de la Covid-19 en los atletas

Temores, estrés y preocupaciones económicas: el confinamiento generalizado por la Covid-19 es duro para todos, pero los deportistas deben enfrentarse a una exigente prueba de salud mental, al haber pasado de un tipo de vida hiperactivo a estar aislados y desvinculados con sus trabajos. Si bien muchos deportistas han publicado videos optimistas en las redes sociales entrenándose en sus hogares, intentando conseguir algún desafío viral, como dar toques con el pie a un rollo de papel higiénico, es muy probable que el estrés provocado por el aislamiento y la incertidumbre del regreso a la normalidad les acabe afectando.

Tras las crisis precedentes del SARS y de la gripe porcina, varios atletas sufrieron efectos a largo plazo, como ansiedad, obsesión por el lavado de manos o miedo a acercarse a otras personas. Una situación que bien pudiera repetirse en el panorama actual.

Pero el impacto de la pandemia no tiene precedentes, con atletas parados en todo el mundo por el COVID-19, que ha provocado la suspensión, cancelación o aplazamiento de casi todas las competiciones a lo largo y ancho del planeta, además de confinar en sus casas a un tercio de la población mundial.

Y las consecuencias pueden afectar también a las superestrellas del deporte mundial, como la tenista estadounidense Serena Williams, que sufrió en el pasado episodios de depresión, a otros atletas más modestos y desconocidos que ultimaban su preparación para cumplir el sueño de competir en unos Juegos Olímpicos que se han aplazado por un año.

Entre los atletas inactivos ahora se encuentran aquellos que ultimaban su preparación para la cita bajo los cinco aros, en muchos casos poniendo entre paréntesis sus carreras profesionales por el sueño olímpico, y que ahora se ven forzados a alargar sus carreras deportivas un año más.

Muchos organismos han reaccionado ofreciendo apoyo a los atletas, aunque en muchos deportes se están produciendo recortes salariales para evitar la quiebra, lo que reduce la capacidad de ayuda. Lo cierto es, que el impacto de esta pandemia se verá reflejado en los resultados deportivos.

 

 

Del autor: