¿Cómo será la temporada ciclónica 2021?

Artemisa, Cuba.- Por siete años consecutivos la temporada ciclónica en el área del Atlántico norte comenzó antes de la fecha prevista. Aunque esto alarma, afirman expertos e investigadores que los conocidos ciclones o huracanes pueden formarse durante todo el año, si existen las condiciones para ello.

Es válido recordar que según los registros de años anteriores junio es un mes de poca actividad ciclónica; mientras que julio es todavía menos activo que junio. La primera quincena de agosto no suele tener gran actividad. La mayor, y más peligrosa, actividad ciclónica comienza el 15 de agosto, sobre todo en septiembre y octubre, y comienza a decaer en noviembre.

La temporada de 2021 llega con caraterísticas nuevas. El Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial eliminó los nombres de las letras griegas para designar organismos ciclónicos. Cuando se agote el listado oficial se empleará uno auxiliar.

De igual manera se determinó que los valores promedio de una temporada a partir de este año y hasta 2030 serán los promedios de la etapa 1991-2020, caracterizada, en su última década, por mayor intensidad en los fenómenos registrados. Por lo tanto cuando se diga “por encima de lo normal” se debe entender por encima de 14 (antes era de 12).

Jorge Félix Hernández Capote, especialista del Centro Meteorológico Provincial, explicó que por esta fecha siempre se emiten pronósticos acerca del comportamiento de la temporada y debido a la importancia que reviste varios centros científicos de alto prestigio internacional han hecho sus predicciones y la ponen a disposición de los usuarios.

“Para este 2021 los pronósticos consultados indican que será una temporada ciclónica activa con un promedio de formación de 17 tormentas tropicales de las cuales 8 pueden ser huracanes y 3 de gran intensidad que son los que alcanzan o superan la categoría 3. “En muchas ocasiones estos pronósticos crean desconcierto en la población sobre posibles impactos, sin embargo resulta imposible determinar si un territorio será afectado por algún meteoro.

En cuanto a la formación y trayectoria de los ciclones tropicales, Hernández Capote precisó que depende de las condiciones ambientales en un momento y zona determinada, como por ejemplo: la temperatura superficial del mar, el contenido de vapor de agua en los niveles de la troposfera, así como la posición y estructura de las altas presiones y vaguadas.

Recordó también que las previsiones de temporadas están basados en las estadísticas y dependen de otros procesos como los eventos La Niña y El Niño, por lo que su efectividad se puede ver afectada. Como cada año desde el primero de junio y hasta el 30 de noviembre nuestra área geográfica se encuentra en temporada ciclónica.

La recomendación es ser prevenidos y seguir todas las informaciones que emita el Grupo de Pronósticos de Artemisa, en caso de que algún fenómeno represente un peligro para nuestro territorio. Como los cubanos ya conocemos, hay que estar ¡Preparados y alertas!

Del autor:

Adián Acevedo González

Periodista y Jefe de Redacción de la Emisora Radio Ariguanabo