Soldados en tiempos de pandemia

Por estos días los periodistas de la Emisora Radio Ariguanabo laboran en un escenario marcado por la pandemia, llegan agradecimientos que colman de alegría, orgullo y compromiso de reflejar el acontecer diario, pues el periodismo no solo convierte a los profesionales de la palabra en figuras públicas, también los trueca en seres cercanos al pueblo, que por varias razones los ve como alguien familiar. Así lo define la periodista del Sistema Informativo Eleanet Vidal:

“Desempeñarse como periodistas en estos tiempos requiere en primer lugar, ser una persona muy humana, solidaria y sensible. Más que una profesión para mí es una aptitud, una aptitud porque debemos tener la capacidad de escuchar a todos y no sacar conclusiones precipitadas. Ser justos e imparciales. Un periodista cubano en estos tiempos de Covid-19 y en particular en los tiempos de confinamiento total que vive San Antonio de los Baños requiere de mucho esfuerzo para llevarle al pueblo la verdad, la información que necesita y requiere escuchar. Una información que está constantemente sujeta a cambios, por las propias acciones que requiere una cuarentena total. Aquí estamos brindando informaciones sin doble sentido, informaciones al servicio del pueblo y que por supuesto no están pagas por medios ajenos a la política de nuestro partido y nuestro país.”

Para Carmen Lieng Mena, reportera y Presidenta de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) en la Emisora Radio Ariguanabo, el periodismo también es sacrificio, colocarse en la piel del otro: “En las circunstancias actuales he aprendido a convivir de forma diferente con mi propia familia e insertarme en otras vidas. Contacto diariamente con directivos de salud, que aún en los horarios de descanso, brindan la información actualizada con mucha amabilidad, incluso durante el espacio destinado a la atención a la familia. Recibo historias de personal en la zona roja, historias que necesitan ser contadas. Sumo además la inmediatez necesaria en estos tiempos. Las circunstancias imponen transformaciones en las formas  de hacer periodismo: buscar la información desde casa, desarrollar habilidades en el empleo de las tecnologías. Grabar después de poner a la familia en un forzoso paro de todas las actividades hogareñas. Realizar consultas, intercambiar con compañeros de trabajo e innumerables desafíos que impone la presencia de la pandemia. Considero que el gremio periodístico cambió, se ha reinventado y creo que sin dudas, ha sido para bien.”

Existen temas en los que parece que caminamos sobre el filo de una navaja, es el criterio de Dayamí Tabares: “El periodismo actual  debe representar los criterios del pueblo, siempre y cuando estos reclamos tengan en cuenta los preceptos de nuestra Revolución. En estos momentos, y me refiero en general, debe ser un periodismo crítico, en contra del burocratismo y las trabas que puedan afectar el desenvolvimiento de los procesos de transformación que vive el país. Esta labor debe estar sustentada en la ética y la profesionalidad de todos los que laboramos en los medios de comunicación.”

 

Los tiempos que transcurren, cambian maneras de hacer pero según Maivy Cruz, vienen acompañados de nuevos desafíos: “Considero que los periodistas tenemos muchos retos en este año 2021 en general y particularmente con la situación actual del municipio ante la presencia de la Covid-19. Son momentos en que debemos estar más involucrados para informar a la población de todo lo que está sucediendo, tanto en materia de salud pública como en otros sectores. En Cuba ocurrieron cambios en el orden económico, político y social, a raíz de la aplicación de la Tarea Ordenamiento y de las condiciones impuestas por la pandemia. Todo eso conlleva a un mayor análisis de las informaciones que publicamos, a colocar historias de vida y a divulgar la opinión del pueblo en la radio. Pienso que debemos hacer un mayor uso de las redes sociales. Aprovechar el amplio diapasón que brinda el Internet, sobre todo con el objetivo de brindar la información veraz. Tenemos la misión de contrarrestar el efecto de las falsas noticias que el enemigo se empeña en divulgar. Tenemos que ser voceros y tenemos que ser un espejo de la realidad del país y de nuestro municipio.”

Desafíos y compromiso que desde la zona roja,  las calles del Ariguanabo, la redacción de la Emisora, las páginas de Facebook, cuentas de Twiter. Desde el forzoso confinamiento en el hogar o entre las paredes de un centro de aislamiento mientras temen por su salud y la de los suyos, aceptan los periodistas.

Muchos paralelo a su labor, se desempeñan como mensajeros para ayudar a los más vulnerables. Con la adversidad, crece el espíritu batallador de los profesionales de la prensa, junto a los que día luchan en la primera línea, ellos también son  soldados: Soldados en tiempos de pandemia.

Del autor:

Janet Pérez Rodríguez

Máster en Ciencias de la Educación. Redactora y reportera de prensa de la emisora Radio Ariguanabo de San Antonio de los Baños