Vacunas para todos 

Los términos vacunas e inmunización están últimamente en casi todos los comentarios. No sólo de científicos y estudiosos de la rama, sino en los de cada persona que necesita vacunarse para que su organismo quede inmune ante el acecho de la Covid-19.

Paralelamente, a esta necesidad del presente, el mundo desde este lunes 19 y hasta el 25 de abril celebra la Semana Mundial de la Inmunización, una jornada proclamada por la Organización Mundial de la Salud OMS, y que se conmemora anualmente desde el año 2012.

Esta semana se celebra con el objetivo de promover la vacunación y buscar erradicar enfermedades mortales, como la que amenaza a la humanidad por estos tiempos. Entonces, cuando en cientos de países la realidad es muy desfavorable, en Cuba se trabaja y se lucha a diario para que las vacunas funcionen para todos. No sólo le estoy comentando sobre la Abdala o la Soberana, que usted sabe se encuentran hoy circulando como candidatos en parte del territorio nacional para ganarle la batalla a la Covid-19.  Me refiero a todo un proceso de vacunación que llegó con la revolución y ha hecho de la gente de este país, personas inmunes a enfermedades que hoy continúan eliminando en regiones extranjeras. 

Desde pequeña me llamaba la atención la gran marca que me dejaron en mi brazo izquierdo. Me molestaba cuando alguien me decía que por poco me ponen la vacuna en el codo. Luego entendí que mi marca era un trofeo que había ganado por nacer en Cuba, dónde las vacunas funcionan para todos, no importa si eres obrero, ama de casa, científico o deportista, todos somos protegidos e inmunizados desde que abrimos los ojos al mundo. Existe un sistema de vacunación que se va administrando por edades y ciclos y que incluye campañas como la de vacunación contra la Poliomielitis.

En Cuba las vacunas funcionan para todos: contra el tétanos, contra la meningoencefalitis, la fiebre tifoidea, la parotiditis, la rubeola, el sarampión y muchas otras. En Cuba inmunizar al pueblo de las enfermedades no es algo sólo del presente por la pandemia que impera, sino de años de revolución. Por eso confiamos en que muy pronto en nuestro país funcionen para todos las vacunas que nos librarán de la Covid-19 y sus amenazas.

Del autor: