Un apoyo a los trabajadores

Con el año 2021 llegó a Cuba otra de las transformaciones en el ámbito laboral. Para hacer corresponder sus estipulaciones a la complejidad del contexto laboral en que se desenvuelven los trabajadores en la Cuba de hoy, se actualizan en todo el país los Convenios Colectivos de Trabajo.

En cada centro transcurre parte de nuestros días, son espacios donde interactuamos, no sólo con colegas, sino también con personas que se han convertido en amigos, en familiares, y es un lugar donde debe primar el respeto, la tranquilidad y la disciplina.

Ante las transformaciones que se han experimentado en el país, con la tarea ordenamiento monetario, los ajustes en las escalas salariales, las medidas necesarias para frenar la propagación de la COVID-19, los convenios colectivos de trabajo también desempeñan un rol fundamental.

Concerniente a la permanencia física en el puesto laboral, los convenios no sólo incluyen el trabajo a distancia o el teletrabajo, entre las modalidades de empleo, sino también la determinación de cargos, áreas de labor o medios técnicos y tecnológicos que se asignan a los contratos suscritos a esas nuevas formas.

Son cambios muy beneficiosos para todos, tanto el propio trabajador que tiene a sus hijos en casa, por ejemplo, como para quienes no pueden ejercer presencialmente su labor, y desde el hogar tienen las facilidades para cumplir con sus planes individuales.

Estos convenios incluyen además los requerimientos establecidos a quienes sean confinados al aislamiento por resultar contactos en espera de resultados de PCR, los positivos a la enfermedad o aquellos considerados vulnerables por su edad, patologías o enfermedades asociadas al mortal virus.

Se prioriza en los centros que lo permitan, potenciar la exportación de bienes y servicios, mantener actualizado el plan de prevención de riesgos ante los efectos del cambio climático, el azote ante fenómenos naturales y en particular la intensa sequía, que tanto incide y lacera la productividad agrícola.

Hay mucho por cambiar y aterrizar: desde la simplificación de rutinas, mecanismos y esquemas de trabajo hasta la reorganización de procesos productivos y de servicios, cuestiones que sin dudas revitalizarán el papel de los convenios colectivos como expresión del Código de Trabajo en cada entidad. Ello permitirá que nuestro quehacer diario esté marcado por beneficios y comodidades, a la vez que cada cual hace la parte que le toca con responsabilidad.

Del autor: