Boligán y la aventura de su vida 

A 42 años de fundado el Museo del Humor de San Antonio de los Baños y junto a ello 22 bienales internacionales, “parece que fue ayer cuando comenzó esta aventura del humor gráfico en nuestro pueblo”, rememora el destacado caricaturista ariguanabense Ángel Boligán Corvo.Considerado como la casa de los humoristas, historietistas y dibujantes de Cuba, el Templo de la Risa amparó a Boligán desde muy joven. “En 1979, cuando se fundó el museo y se realizó la primera bienal, apenas era un adolescente de 13 años y fue mi primer contacto con la caricatura en sí al ver a los dibujantes en la calle Real haciendo murales y caricaturas personales. 

“Allí me acogieron con los brazos abiertos, pues de alguna manera simbolizaba la continuidad de grandes de la creación en el pueblo, tradición que había comenzado a principios del siglo pasado con Obén Pérez,  Abela, Manuel Alfonso, Nuez, el Gallego Posada, Jesús de Armas. Fue un impulso increíble y una motivación.  Estoy muy agradecido”.

Formación y ritmo ha encontrado entre Cuba y México. Poco más de 40 años estampan su carrera profesional entre la agudeza de trazos y como fiel representante de la realidad política, social, tecnológica. 

“Siento que mi obra ha madurado. Casi a diario publico en la prensa nacional mexicana, he obtenido importantes reconocimientos, premios nacionales de periodismo y eso me ha llevado a tener constancia en el trabajo. Me considero un cronista gráfico de la época que me ha tocado vivir, de una manera humorística, para llevar a la reflexión”, destacó el artista.  

Trabajar en el periódico El Universal ha dotado a Boligán de una destreza increíble para ´cazar´ noticias e ilustrarlas mediante el dibujo. “La función nuestra es ser crítico, señalar lo que creemos puede ser mejorado o corregido, pero también debemos reconocer momentos sensibles como este que impone la pandemia”.Reproducidas en lonas de vinilo, tres de sus obras -de las 25 desplegadas en las verjas del Ministerio de Cultura- pertenecen a la muestra colectiva Supérhéroes, actividad con la que inició oficialmente la edición XXII de la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico, el pasado 11 de abril.

Diferentes recreaciones gráficas ilustran el tema del enfrentamiento a la COVID-19 y la entrega de médicos, enfermeros y científicos, ” ellos son los soldados de la vida que merecen un aplauso. Hemos visto la valentía de estos soldados verdes y blancos que han estado jugándose la existencia por salvar la de los otros. Entonces sí hay que hacerle un homenaje, los tomamos entonces como superhéroes”.  La pandemia provocó que la Bienal se trasladara hacia plataformas digitales, Boligán ve esta transición de manera positiva. “Hace unos años atrás sentíamos que con la llegada de la tecnología la caricatura iba a perder terreno, pues las publicaciones impresas cada día eran menores y todo se iba volcando a lo digital. Precisamente, esto nos abre nuevos espacios, más inmediatez, ha borrado fronteras para hacer nuestro trabajo”. 

A pesar de la distancia está presente en su pueblo. Siente que tiene mucho que hacer y aportar a su natal Ariguanabo. Considera un placer convivir con los amigos de toda la vida y cómplices de muchas cosas buenas; mientras sigue regalando su arte por las redes sociales.

Del autor:

Adián Acevedo González

Periodista y Jefe de Redacción de la Emisora Radio Ariguanabo