Una voz de 80 años

¿Quién dice que 80 años es poco? ¿Quién asegura que 80 abriles es tan sólo un suspiro en el tiempo? Son 80 años multiplicados en meses, días, horas, minutos y segundos al aire. Son 80 intrépidos años llevando la noticia justo en el momento preciso, alegrándole la vida al pueblo, entregando el corazón tras la magia de la radio.

Y es que no son sólo 80 años y ya. Son 80 años con un sinnúmero de vidas entregadas a una emisora, 80 años que guardan con recelo la historia de muchos pueblos, de un país, del mundo.

Este primero de abril Radio Artemisa, la emisora amiga, la que nos acompaña en nuestro andar radial, está de cumpleaños. Celebra sus 80 abriles como dama que asume su edad como el mejor regalo del presente. Porque a pesar de su larga existencia, Radio Artemisa es una emisora que se injerta en lo postmoderno, en lo actual, en lo cotidiano. Radio Artemisa tiene voz, alma y vida que se sincretizan en el modo coloquial de asumir desde lo novedoso la manera de hacer, pensar y vivir la radio.

En sus micrófonos están las voces de lo mejor de la locución artemiseña. En sus cabinas están aún los pasos de los hombres y mujeres que alguna vez formaron parte del equipo de realización del más gustado programa de su tiempo. En sus pasillos hoy hay cientos de vidas creando, amando, viviendo y luchando, porque Radio Artemisa con sus 80 años, siga siendo una emisora de méritos.

Celebremos entonces, junto a ella, su vida que es tambien la nuestra. Celebremos por tantos años de música, dramatizados, informaciones y mucho más. Celebremos porque este primero de abril Radio Artemisa, la emisora amiga, recibe otro año más en el que con su única forma de hacer y sentir, prestigia a la radio cubana.

 

 

 

 

 

Del autor: