Mambises en la zona roja

Nos separa una cinta. De su lado: calles vacías, puertas cerradas y un silencio inusual para esa hora de la tarde. De mi lado: autos que pasan, conversación de vecinos, pregones, vida y movimiento. Durante el día contactamos varias veces vía telefónica. En la tarde marcho hacia el límite que impone la cinta. Allí, cumpliendo  cuidadosamente con los protocolos de salud, conversamos.

Iván Álvarez Lorenzo, delegado de  la circunscripción número 9 de la zona 03, perteneciente al Consejo Popular Este Urbano, decretada en cuarentena por el Consejo de Defensa de San Antonio de los Baños, hace un alto en sus actividades y comenta:

“De los 11 CDR que tengo en mi circunscripción, 8 tienen en la actualidad restricción de movimientos. Mi labor consiste en controlar que fluyan los mecanismos utilizados para satisfacer las necesidades de todas las personas que se encuentran en esta situación. Los activistas y mensajeros son los encargados de hacer llegar a los hogares: los mandados de la bodega, las medicinas de la farmacia, el servicio de gas para cocinar y cualquier otro tipo de problema que se presente, como por ejemplo: tramitar el transporte para turnos médicos. Para efectuar este trabajo me apoyo en un coordinador, el cual tributa al puesto de mando ubicado en la Escuela Secundaria Básica Le Thi Rieng. ”

En cuanto al accionar de los directivos del Consejo de Defensa Municipal expresa:

“Quisiera  resaltar el apoyo brindado por la dirección del Partido. La Presidenta y Primera Secretaria, Janeivys Reyes Hernández están  con nosotros en todo momento. La población siente su presencia. Recientemente, un vecino expresó: -Delegado, no estamos solos. El Partido está con nosotros. Las personas se sienten atendidas  y lo agradecen-.”

Sacrificio personal, responsabilidad  y el  cuidado a la familia,  caracterizan al joven delegado:

“Salgo temprano, ya a las siete  de la mañana estoy en marcha para atender a la población. ¿Cómo me cuido? Uso el nasobuco de forma correcta, mantengo el distanciamiento físico en  todo momento y  me lavo frecuentemente las manos con la solución de hipoclorito de sodio. Cuando logro llegar a la casa después de un arduo trabajo,  aplico de forma estricta todos los protocolos de salud: dejo la ropa en la entrada de la puerta de la calle, donde tengo preparados los pasos podálicos y prosigo a la desinfección de todos los implementos utilizados durante el día. Tengo esposa y una niña pequeña, a las que debo proteger.”

La emoción emerge de la voz y la mirada cuando expresa:

“Quisiera trasmitir mi agradecimiento infinito a los valientes,  porque para mí, los que dieron el paso al frente,  y laboran en la zona roja, no sólo son valientes: son héroes. Valoro que hacen algo extraordinario, digno de resaltar. Los considero mambises de estos tiempos. Son Marianas y Maceos que enfrentan al enemigo y sus machetes son los nasobucos.” Así cabalgan al servicio del pueblo ariguanabense los mambises de estos tiempos.

Del autor:

Janet Pérez Rodríguez

Máster en Ciencias de la Educación. Redactora y reportera de prensa de la emisora Radio Ariguanabo de San Antonio de los Baños