ARES: el psiquiatra del humorismo cubano

Por: Sandy Castrillo Martínez

Aristides Esteban Hernandez Guerrero es un cubano de a pie. No es de los que presume de sus logros aunque hoy en día es uno de los humoristas gráficos más premiados del mundo. Hoy les presento esta conversación con ARES que tuvimos con toque de entrevista.

“Comence en el humor gráfico en el año ’84 porque un amigo me comentó que la revista Opina estaba recibiendo caricaturas de colaboradores y ahí me puse a hacer los primeros trabajos que luego aparecieron publicados. Pero podria decir que desde antes ya yo hacía caricaturas en el preuniversitario para un folleto que teníamos y yo pintaba a los profesores”.

“Si vamos a hablar de temáticas creo que mis trabajos hablan de manera general del ser humano no importa donde esté, eso no quiere decir que en un momento toque alguno en específico. Se reitera el tema de la ecología, de la guerra, de la paz, de la doble moral, de los políticos, de la política internacional… y lo que busco es comunicar y encontrar un interlocutor que pueda descifrar el mensaje que uno está expresando”.

“Me preguntas que significan mis premios, simplemente que he trabajado mucho, he participado en muchos eventos para dar a conocer mi trabajo insertándome en los catálogos internacionales y tener además conocimiento de que es lo que se hace con el humor gráfico fuera de Cuba. Me alegra mucho que los trabajos que he hecho sean reconocidos tanto nacional como internacionalmente”.

¿Se ha dicho siempre que el humor gráfico es un arma poderosa de crítica e información. Ejemplos nos sobran con Abela, de la Nuez y otros. Hay punta de lanza en los trabajos de ARES?

“Si hay punta de lanza no lo sé. Lo que si te puedo decir es que siempre he tratado de tocar temas que para mi resultan importantes. Si trato de criticar, de señalar cosas y de dejar en imágenes mi visión de esa realidad que veo. Si hay punta de lanza o no que lo digan otros”.

Continuo la conversación con con ARES y le propongo sentarnos en la terraza a disfrutar de una taza de café  recién colado. Es en ese momento que se me ocurre preguntarle sobre el Museo del Humor de San Antonio de los Baños.

“Me parece que el Museo del Humor es una institución muy importante para el humorismo gráfico cubano. No hay muchos de su tipo en Latinoamérica ni en el mundo. Participo en la mayor parte de los eventos que ellos organizan y me causa mucho placer ver el espíritu de trabajo de todas las personas que trabajan y han trabajado ahí. Ese esfuerzo por conservar el acervo de la caricatura gráfica. Me preocupa la calidad de la conservación de ese acervo. Creo que el Museo que atesora, que se yo, quizás más de 10 mil originales de obras de artistas de todo el mundo necesitarían mejores condiciones de almacenamiento porque se van a perder obras muy valiosas que solo pueden ser encontradas ahora en la colección del Museo del Humor. Pero su papel en el desarrollo y en el estímulo a la creación gráfica en Cuba es algo que nadie puede negar”.

¿Como eres en lo personal?- le pregunto mientras le recojo la tacita.

“ARES es un cubano más que anda por la calle a diario como todos, que ha tenido otras suertes por el trabajo que ha hecho. Soy preocupado por conservar mis amistades, por compartir con ellos, por mi familia a quien trato de mantener siempre unida. Un patriota en el mejor sentido de la palabra, me gusta ser cubano y me siento orgulloso de ello. Defiendo todo lo que tiene que ver con el país donde nací que en definitiva me hace ser quien soy”.

Hace muy poco este gran artista recibió el Premio Nacional de Humorismo. No podia dejar de preguntarle la significación que ha tenido para el.

“El Premio Nacional del Humor no es un premio más, es un estímulo a los creadores de diferentes expresiones por lo tanto le doy mucho valor al hecho de haberlo recibido. Muchísima gente valiosa que lo merece y que me hayan escogido a mi me enorgullece muchísimo. Es una línea que marca sobre el creador una presión como que tienes que esforzarte más cada día. Me alegra mucho habererlo recibido y me estimula a seguir trabajando cada vez mas”.

Si te pregunto por la salud del Humorismo cubano en general, ¿qué me dirías? ¿está comprometido el relevo?

“Yo sigo pensando que la mejor etapa del Humorismo Gráfico cubano contemporáneo están enmarcados en los ’80 que fue la época de oro del Dedete. Pero en este momento creo que se ha logrado la continuidad porque hay mucha gente joven haciendo humorismo gráfico y haciéndolo bien y con intensidad. Por lo tanto yo creo que esta asegurado el relevo”.

No quería que acabara la conversación pero tampoco robarle más su preciado tiempo asi que en aquella mañana terminé haciéndole una última pregunta a ARES. ¿Que estas haciendo ahora?

“Me gustaría referirme a lo que he hecho durante la pandemia de Covid-19. Me alegra mucho a pesar de la situación difícil que estamos enfrentando todos el poder seguir trabajando.Publiqué el libro “El mundo después del coronavirus” que hice a dúo con el periodista y escritor Felix López que tuvo dos ediciones, una en España y otra acá en Cuba con trabajos que cree especialmente para el libro y otros que he seguido haciendo. Tuve la suerte de ganar el Primer Premio del Salón UYACC 2020 en China y un Segundo Premio en Colombia con el mismo tema y el Premio 26 de Julio de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). En esta etapa hice una expo en el Centro Pablo titulada Cuarentena. Trabajos míos sobre el Covid han sido publicados en otros libros en Francia y Países Bajos. Ilustré otros dos libros en este periodo y sigo trabajando en otros proyectos entre ellos una nueva entrega que me parece muy interesante”.

Este médico especializado en psiquiatría y devenido en artista de la plástica, humorista y caricaturista recibió hace solo unos días el Premio Nacional de Periodismo Gráfico Juan Gualberto Gómez por la obra del año 2021 y será el presidente del jurado este año de la Vigesimo Segunda (22) edición de la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico de San Antonio de los Baños.

Del autor: