Por un mejor trabajo

El perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia es una constante en el impulso de la economía cubana en estos tiempos. Varias son las premisas generales que sostienen al importante proceso que se lleva a cabo en el país para impulsar y mejorar la modalidad del trabajo no estatal.

Como se ha explicado en los medios de comunicación, se trata de una transformación de fondo que forma parte de nuestra estrategia de desarrollo económico y está diseñada con una visión de futuro. Y estoy de acuerdo con usted amigo, que para que el trabajo por cuenta propia avance necesita una disponibilidad de suministros para impulsar dicho trabajo. Es una situación que se debe revertir y logrará un abastecimiento estable en el mercado mayorista, con lo que se compensaría la mayor necesidad de este sector.

Pero es algo que como se ha venido explicando se estudia y se buscan mecanismos para mejorarlo. Porque creo en la solidez de este proceso, proceso que no es improvisado. Sino más bien que tiene un fuerte respaldo y esta refrendado en nuestra constitución.

Considero que estos nuevos cambios en el trabajo por cuenta propia debemos verlos como una cuestión de pura soberanía, una política totalmente inclusiva, que persigue generar más empleos y aprovechar todo el talento que existe en nuestro país.

El éxito radicará en la importancia de que cada quien aporte según sus recursos y la capacidad que tengan para hacerlo, lo que implica a su vez una reformulación del régimen simplificado.  Y como dije al principio el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia no puede verse como una medida asilada, sino que hay que apreciarla en el conjunto de transformaciones que se implementan en la economía.

Un proyecto muy cubano, de cómo nosotros podemos aprovechando al máximo nuestras potencialidades y reservas enfrentar el desafío de desarrollar el país, en medio del bloqueo económico que nos golpea constantemente.

Del autor: