Del silencio al sonido

El 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear, ya que en 1957 los médicos André Djourno y Charles Eyries en Francia insertaron por primera vez un hilo de cobre dentro de la cóclea a un paciente masculino de 50 años de edad, quien padecía de sordera total. 

El reporte médico indicó que este paciente fue capaz de percibir el ritmo del lenguaje, gracias a este procedimiento quirúrgico. 

Un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar. Se coloca en el oído interno mediante una cirugía, para ayudar a pacientes con sordera neurosensorial de severa a profunda, y hace que los impulsos físicos del sonido sean transformados en energía eléctrica y estimulen directamente las fibras del nervio coclear desde el caracol.

En Cuba, el Programa Nacional de Implante Coclear establecido ha beneficiado gratuitamente a más de 500 personas, la mayoría de ellos niños con hipoacusia severa o profunda.

El Ariguanabo, con su Centro Auditivo Provincial de Artemisa contribuye al diagnóstico y tratamiento a pacientes con discapacidades auditivas y apoya esta técnica avanzada de la Medicina, gracias a la cual niños con estos padecimientos pueden pasar del silencio al sonido, y descubrir la belleza de la música, voces, melodías y garantizar así, una mayor calidad en sus vidas.

Del autor: