Alternativas para alimento en la ganadería

San Antonio de los Baños, Artemisa, Cuba.- La producción de alimento animal con recursos propios es una prioridad de Cuba para aumentar la sustitución de importaciones y alcanzar la soberanía alimentaria.

En el país se trabaja en una innovación tecnológica para el maíz, el sorgo y la soya, con el fin de buscar mayor resistencia al cambio climático y la adaptación de las cosechas. Se obtienen variedades que se emplean como forrajes y aportan a la nutrición, como las plantas proteicas y se potencia la siembra de yuca y maíz para la ceba de los animales.

Pero, ¿cómo se inserta el Ariguanabo en este tema?

Yaima Hernández, directora de la Unidad Empresarial de Base Granja Urbana, informa que en el municipio existe una finca de alimento animal, ubicada en la Cooperativa de Producción Agropecuaria “Jorge Dimitrov”, y perteneciente al Movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y familiar. Aunque no se extá explotando en todo su potencial, hoy está sembrado el king grass, morera, moringa, maíz y caña, plantas proteicas que aportan nutrientes y se venden como forrajes en la tienda del agricultor.

Paralelamente, otros productores individuales tienen en sus fincas el alimento alternativo para su ganado, ya sea mayor o menor. Además de emplearlo para el autoconsumo de sus animales, le ofrecen a otros campesinos del territorio. No obstante, se insiste en la importancia de incrementar esta siembra, pues no es suficiente el alimento al ganado y por eso bajan los rendimientos en la producción de leche y carne.

La alimentación del ganado es un aspecto vital, teniendo en cuenta el período actual de sequía, la importancia de estabilizar la producción de carne para balance nacional, y mantener la entrega de la leche con destino a las bodegas y a la industria.

Del autor: