La comunicación: un proceso transformador

Comunicarnos ha sido un elemento primordial, desde el origen de la misma humanidad. Primero con señas, con gestos, después con palabras. Desde que nacemos nos comunicamos para satisfacer nuestras necesidades.

Con el siglo 21 llegan tecnologías digitales muy eficaces que se arraigan cada vez a nuestro estilo de vida. Cuba no escapa al desarrollo de las telecomunicaciones, aún cuando existen retos por cumplir en cuanto al costo de las tarifas de los principales servicios de Internet, y es preciso brindar mayor acceso a la red de telefonía móvil 4G/LTE, así como priorizar el comercio electrónico y los servicios de valor agregado.

Son retos para la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), que debe perfeccionar más la calidad de los servicios, para disminuir cada vez más, los fallos de conexión que tantas veces aquejan a los usuarios.

Si bien, no es un servicio que usan la totalidad de los cubanos, cada vez se suman nuevos perfiles a la red de redes, en busca de informaciones, ocio, aprendizaje, perfeccionamiento de habilidades laborales o artísticas y sobre todo, para la comunicación directa con familiares y amigos en todo el mundo.

No deja de ser importante, aún sabiendo los peligros y perjuicios que puede provocar el Internet. Mucho más, cuando muchos intentan vender una imagen de Cuba distorsionada, o crear descontento y manipular realidades a conveniencia.

Pero comunicarse no es solamente escribir en un teclado con un tío que se encuentra detrás de la pantalla al otro lado del océano. Comunicarse es también llegar con dinamismo a cada uno de los alumnos que hoy reciben las teleclases en sus hogares debido a la situación epidemiológica. Comunicarse es transmitir calma y aclarar las dudas de un paciente que llega abrumado a una consulta médica. Comunicarse es saber plantear nuestros derechos ante un funcionario público que atiende a la población, es también llegar a los oyentes desde la radio y hacerse visible en las redes sociales, con un mensaje que genere comentarios diversos.

Siempre que sea con respeto, de ambas partes, la comunicación será un proceso transformador, capaz de cambiar vidas, mejorar situaciones difíciles y llevar nuestro pensamiento a cualquier lugar del mundo.

Del autor: