Por una Internet segura

‘’Una Internet mejor comienza contigo: más conectados, más seguros’’

Con este slogan se celebra este 2021 el Día Internacional del Internet Seguro, lo cual también forma parte de las políticas cubanas, teniendo en cuenta que cada vez más crece el número de usuarios conectados.

Millones de personas en Cuba acceden hoy a Internet, un proceso que crece a velocidad de gigabytes por segundos y exige mayor rapidez en infraestructura, mejores servicios y aprovechamiento de la red.

La pandemia de la COVID-19 aceleró exponencialmente el uso de la navegación en Internet en el país, por lo cual, muchas actividades que antes eran presenciales pasaron a la red de redes y llegaron allí para quedarse, incluso el trabajo a distancia requiere de una mayor conectividad, que facilita la transmisión de datos desde la comodidad del hogar hasta el centro laboral.

Pero, ¿hasta qué punto conocemos la seguridad informática? ¿Sabemos cuidarnos y preservar nuestra identidad en la red de redes?

Promover un uso seguro y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niños y jóvenes, debe ser prioridad, no solo para Gobiernos, sino sobre todo para las familias. Muchas veces, los padres no conocen las páginas a las que acceden sus hijos, desde pequeños le entregan un celular, incluso, con facilidad de conexión, y creen que con ello, le otorgan beneficios.

Así, un niño puede pasar horas delante de una pantalla, y si está en edad escolar, puede convertirse incluso en adicto a videojuegos o aplicaciones que lo aíslan de su entorno social.

Los adolescentes están más propensos a navegar en páginas de citas, grupos que se crean en redes sociales donde venden sus fotos íntimas, por saldo o dinero por transferencia…luego aparece el mundo del ciberacoso, al cual también están expuestos quienes no dominan la seguridad y entregan datos personales al mejor postor, la violencia, el maltrato psicológico, las estafas en materia económica, de quienes prometen convertirte en tu propio jefe… el bulling o rechazo en público…

Son muchos los riesgos y perjuicios a los que nos exponemos cuando entramos a Internet. No es la tecnología en sí la que nos afecta, sino el uso que hagamos de ella.

Cambiar contraseñas con frecuencia, no compartir el celular o nuestras cuentas, reducir la cantidad de información personal en páginas desconocidas y sobre todo, informarse continuamente, son medidas de seguridad que todos debemos tomar.

Sin alarmas, pero con precaución, utilicemos todas las bondades del Internet, que va más allá de ver videos, subir estados a Whatsapp, compartir memes o publicaciones graciosas, y conocer nuevas amistades. Es válido sobre todo para informarnos, aprender, comunicarnos con familiares en estos tiempos de aislamiento social, de manera responsable, respetuosa y creativa.

 

Del autor: