Retos de los agricultores ariguanabenses

Hablar de retos y compromisos en un año que comienza es fundamental. Es evidente que se busca siempre perfeccionar el trabajo del período anterior, que se trazan estrategias para cumplir los planes y no repetir errores.

En la agricultura, el reto fundamental está en asegurar la producción de alimentos para el pueblo, acercarle los productos a su mesa a un precio asequible, garantizar las condiciones para una óptima cosecha, cada vez más desapegada a productos químicos. Por eso, en San Antonio de los Baños se hace un llamado a la agroecología, al uso de bioplaguicidas, de fertilizantes orgánicos, y muchos productores ya lo aplican en sus fincas, patios y parcelas.

Por otro lado, se espera producir con alternativas de ganado menor y cría de tilapias, parte de los 5kg de carne que se debe entregar percápita, y que no falte el frijol, que durante el 2020 sufrió las consecuencias de las plagas.

Innovación, sustituir importaciones, garantizar las viandas, hortalizas y frutales de centros priorizados de Salud Pública, Educación, son otros compromisos de los agricultores.

En el caso de la leche se destina a las bodegas y a la industria…que el acarreo se realice en tiempo, que la leche tenga calidad y se aporte la necesaria para la elaboración de derivados.

De manera general, es un trabajo arduo el que realizan los productores cada día. A veces, no cuentan con los insumos, o deben producir en su finca parte de la semilla que van a utilizar después, deben ahorrar recursos y buscar alternativas para asegurar cosechas durante todo el año, estudiar, aprovechar los suelos, intercalar cultivos en un mismo cantero, hacer un adecuado manejo del agua en estos tiempos de sequía.

Hay que conocer muy bien la labor de un campesino, una de las más sacrificadas. Luego, en mi criterio, respetar los precios topados de cada alimento, y que todas las entidades involucradas en la cadena productiva, trabajen de manera conjunta, siempre pensando en la población.

Del autor: