Cuando lo especial viene desde el corazón

Mucha sensibilidad se desborda en la punta de la loma que sostiene la escuela especial 17 de Abril, aquí en San Antonio de los Baños.

Como agua cristalina que desafía  la caída de la gravedad. Como agua que desafía el pesimismo de muchos que no entienden de necesidades educativas especiales, puedes ver pasar en tu camino, loma arriba hacia la escuela,  la amabilidad, la comprensión, la ternura, la disposición y la paciencia tomadas de la mano de las ciencias y las letras.

De esta manera, podemos ofrecerles cada día nuevas oportunidades de inclusión a esos niños que están marcados por la diferencia, con un valor cualitativamente bello.

Y confieso que la primera vez que me acerqué a aquella escuela, en la punta de una loma, temblé en la reja de la entrada y pensé si mi corazón estaría preparado para amar y ayudar a niños especiales.

No pasaron diez minutos y descubrí que había tardado mucho en subir la pendiente y llegarme a ese centro escolar, donde se respira como en una casa grande, que sirve de  madre que enseña y prepara para la vida a esos niños.

Comencé entonces a amar ese centro que forma a los niños y los incluye en carreras como Artesanía, Belleza, Agricultura y otras opciones que los hacen parte indispensable de la sociedad cubana.

Comprendí que, quienes  trabajan para los niños son tan especiales como ellos. Ver a Liliana Martínez enseñándolos a cocinar, a realizar las labores de la casa, fue como presenciar un acto de magia. Ver también a María Julia Rodríguez, guataca en mano, enseñarles a sacar de la tierra sus mejores frutos en un huerto escolar; o a Daniel Arango, el profe de Artes Plásticas, moldear con barro el alma de los niños que apuestan por el arte.

Tienes que estar allí. Tener esta experiencia para entender el valor de la Enseñanza Especial en Cuba. Tienes que estar en la escuela para darte cuenta que son niños muy capaces, y que están esperando siempre una mano oportuna que los sostenga entre sus semejantes. ¿Le brindas la tuya? ¿Los incluyes en tu día a día?

Del autor: