Guardianes de la salud comunitaria

El programa del médico y la enfermera de la familia, es una alternativa eficaz para la atención primaria de salud y la prevención en las comunidades. Su trabajo está encaminado al control y la prevención de todas las enfermedades que afectan a nuestro pueblo con el objetivo de mejorar la salud de toda la población y el equilibrio salud-enfermedad.

Un equipo multidisciplinario conformado por especialistas en todas las ciencias llamada grupo básico de trabajo, organiza las acciones, a través de protocolos, el servicio de salud en la comunidad. El programa del médico y la enfermera de familia, llamado equipo básico de salud radica en los consultorios médicos de la familia (CMF), que es la unidad funcional del sistema de atención primaria de salud.

En el presente este programa tiene una gran importancia, ya que es el encargado del control de foco ante la presencia de la Covid-19 en su área de atención, con el objetivo de promover todas las medidas encaminadas a cuidarnos, y diagnosticar precozmente la presencia del virus en la población.

Este programa es único en el mundo, solo un país como el nuestro posee esta fortaleza de tener médicos en la comunidad capaces de enfrentar todas las enfermedades existentes. Capaces de velar por la sanidad del pueblo y capaces de visualizar cualquier vulnerabilidad existentes en la población a través del análisis de la situación de salud. A ellos médicos y enfermeras de la familia, héroes de batas blancas, va dedicado este comentario.

Del autor: