El apoyo a los derechos verdaderos

Cada 10 de diciembre la comunidad internacional celebra el Día de los Derechos Humanos. Una jornada en la que una vez más el mundo con su apoyo reconoce el papel, el compromiso, la dignidad y el liderazgo de Cuba en materia de derechos humanos.

Entonces creo que debemos recordar a Fidel Castro cuando aseguró que el hombre necesita algo más que pan: necesita honra. Necesita dignidad. Necesita respeto. Necesita que se le trate verdaderamente como a un ser humano. Ideas que definitivamente se convierten en realidad en nuestro país, donde cada ciudadano es tratado con el mayor respeto y cuidado como una valiosa joya.

Cuba respeta esos derechos humanos. Cada año de Revolución nuestra Isla retoma su compromiso de seguir trabajando a favor de que todas las personas, no sólo en el país, sino en el planeta, disfruten de los derechos humanos.

Por eso, países amigos nos felicitan y nos apoyan, porque a pesar de las carencias y dificultades, Cuba contribuye a la validación de los derechos humanos de otros pueblos del mundo. Sólo una revolución como ésta se ocupa de que todos los cubanos acceden sin discriminación a la prestación de servicios básicos de calidad como la educación, la salud, la asistencia y la seguridad social.  Pero, también la Isla exhibe un amplio historial en materia de cooperación con todos los mecanismos de derechos humanos que se aplican, sobre bases universales y no discriminatorias.

Considero que Cuba conquistó uno de los mayores derechos humanos: el pleno ejercicio por el pueblo de su derecho a la libre determinación en medio de amenazas, hostilidades y de los graves inconvenientes que vivimos hoy, derivados de la política de bloqueo impuesta durante décadas desde Estados Unidos.

Del autor: