¿Por qué es importante exportar?

En un nivel macroeconómico, la exportación de bienes y servicios resulta positiva para la balanza comercial, cuenta corriente y de pagos de cualquier país. Es una fuente de demanda para la producción doméstica de bienes y multiplica el producto y los ingresos de la economía en general.

En un nivel empresarial existen diversas razones que revelan por qué las exportaciones son siempre positivas: permiten diversificar riesgos frente a mercados internos inestables y amortiguar los efectos de problemas macroeconómicos; promueven la operación con capitales a escala, de tal forma que se aprovechen mejor las instalaciones existentes y se tenga un nivel de producción que implique menores costos unitarios; son una fuente de crecimiento y consolidación de cualquier empresa, si es que los mercados internos son extremadamente competitivos; posibilitan obtener precios más rentables debido a la mayor apreciación del producto y de los ingresos de la población en los mercados a los cuales se exporta; alargan el ciclo de vida de un producto; mejoran la programación de la producción; permiten equilibrarse respecto a la entrada de nuevos competidores en el mercado interno y mejoran la imagen en relación con proveedores, bancos y clientes.

Esto resulta ser parte de lo que puede explicar por qué están llamadas las empresas cubanas a exportar en el actual contexto económico. Si se trabaja de manera eficiente solo reportará beneficios a esa empresa y por supuesto al país, es algo en lo que solo se gana, si se cumple con sus elementos fundamentales: calidad del producto en el mercado de destino, precio competitivo, volumen solicitado por el importador y realizar el servicio posventa, cuando sea necesario.

Para lograrlo se requiere de un compromiso con la calidad, ser creativo y actuar con profesionalidad. Una eficiencia a la que debemos llegar por el bien de nuestra nación.

Del autor: