Respetar para ser respetado

El respeto es uno de los valores fundamentales que el ser humano debe tener presente a la hora de interactuar con otras personas, tradicionalmente se considera que las muestras de respeto están relacionadas con cuestiones morales y éticas, pero creo que la cultura e incluso la educación familiar del individuo, influyen en gran medida en su accionar.

El respeto comienza desde la casa, desde la escuela, desde el centro laboral, las reuniones con amigos, las fiestas, porque no esperará  usted que una persona que se comporte irrespetuosamente entre sus conocidos pueda brindarle a alguien con quien no tiene relación alguna, algo de respeto.

Y los ejemplos no me dejarán mentir. La realidad se muestra convulsa ante esta pandemia. Las personas dejan escapar sus peores monstruos y creo que es algo que afecta el bienestar de cada ciudadano.

Es difícil adquirir un medicamento, comida, aseo. Para ello se hace necesario formar parte de las colas en los establecimientos. ¿Cuánta falta de respeto entre personas inundan las colas hoy?

¿Por qué si todos estamos por un mismo objetivo, comprar ese producto que necesitamos para curarnos, comer o asearnos, por qué maltratar al que está intentando satisfacer sus necesidades igual que usted? ¿Por qué llegar como si fuera le dueño de la tienda o de la farmacia y  no importarle la cola, gritarle a la señora que lleva más de una hora esperando su turno, por qué empujar, romper con el distanciamiento físico en el que tanto se aboga como medida de protección para no propagar el virus?

Las necesidades básicas que tenemos ahora mismo, las barreras que muestra la economía cubana y que no son secretos para nadie, no justifican la falta de respeto y la indisciplina con la que muchos salen de casa a diario. Incluso, me atrevo a decir que muchas veces no necesitan ni siquiera salir de casa para faltarle el respeto a sus semejantes.

Desde el hogar y gracias a Internet y sus redes sociales, la falta de respeto se posiciona en el primer lugar del hit parade, de los usuarios en comentarios y publicaciones que agreden ofenden, difaman y  a veces hasta amenazan  desde las palabras. Difamaciones y faltas de respeto hacia profesionales, coterráneos, o desconocidos, sin importar la veracidad de lo que publican.

Respete para que le respeten. Exija sus derechos, y exija ser respetado, pero con respeto, ah y respete la opinión de quien no tiene su mismo punto de vista ante una situación  o un hecho, en cualquier escenario respete. Creo en esa frase que asegura que es el respeto la base de todo.

 

 

 

 

 

Del autor: