“Homenaje a Nuez”

Nuez207720au00F1itos1 No lo conocí. Apenas lo que leo y exponen todavía como muestras de su vasta obra. Sin embargo, más allá de los libros hay un monumento, hay un museo, hay un pueblo que a diario recorro y que modestamente me recuerda que Nuez está aún en San Antonio de los Baños, vivo en su Loquito a la entrada del municipio, junto al Bobo de Eduardo Abela.

Y en ese monumento que me ve pasar cada día, está impregnado como huellas del tiempo, un personaje que trascendió las páginas de revistas, incluso en una época marcada por el humor costumbrista y político. Llega hasta nuestros días incrustado en una gran piedra pintada de blanco, con una silueta de metal pintado de negro, y nos saluda, con su sombrero de papel periódico, ese que lo identifica, no solo en el Ariguanabo, no solo en Cuba, sino a nivel mundial.

Pero al hablar de René de la Nuez Robaina, no puede mencionarse exclusivamente al Loquito, concebido en 1957 para criticar la dictadura Batistiana. Es a partir de entonces, cuando Nuez se inicia como caricaturista profesional. En su vasta gama de personajes destacan, además, “Mogollón”, “Negativo Compañero”, “Blandengo” y “Barbudo”. Este último es el logotipo de la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico que se celebra aquí en San Antonio de los Baños, su ciudad natal.

También fue director del semanario humorístico Palante y su obra gráfica ha sido publicada y expuesta en múltiples medios, galerías y museos nacionales e internaciones.

Premios y distinciones apuntaron a su historia profesional los méritos que muchos vieron en la manera de expresarse con dibujos, con caricaturas, la sátira política, y otras modalidades del humor gráfico, le valieron el reconocimiento de por vida, incluso más allá de ella.

Un 8 de septiembre de 1937 nace en esta tierra René de la Nuez. Es una de las personalidades que tuvieron por cuna a nuestra bien llamada Villa del Humor.


Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales