Principios irrevocables

Aspectos esenciales como la irrevocabilidad del sistema socialista, los principios de justicia social y humanistas y el papel dirigente del Partido Comunista de Cuba como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, se reafirman en la actual Constitución de la República de Cuba.

En el Título 1 Fundamentos Políticos, el Artículo 1 refiere: Cuba es un Estado socialista de derecho, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como república unitaria e indivisible, fundada en el trabajo, la dignidad y la ética de sus ciudadanos, que tiene como objetivos esenciales el disfrute de la libertad política, la equidad, la justicia y la igualdad social, la solidaridad, el humanismo, el bienestar y la prosperidad individual y colectiva.

Un nuevo elemento se introduce en este artículo de la Reforma Constitucional: Estado socialista de derecho (Es la concepción del Estado que refleja que su estructura y funcionamiento se rigenpor el acatamiento a lo establecido en la Constitución de la República y en el resto de las disposiciones normativas que conforman el ordenamiento jurídico).

Es muy importante la incorporación de este nuevo concepto al ratificar el principio de supremacía constitucional, estableciendo el deber de todos los ciudadanos de cumplir con las normas instituidas en la Constitución y la obligación de las instituciones estatales y sus directivos, de respetar y atender al pueblo, y someterse a su control.

Lo particular en este nuevo precepto es el término socialista, refiriéndose a un Estado basado en la justicia social, en función del ser humano como protagonista y representando los intereses de las masas trabajadoras. La justicia social junto a la libertad, independencia, soberanía, igualdad y equidad, son   principios del proyecto socialista cubano y constituye un valor central de la cultura revolucionaria, que significa asegurar derechos universales básicos y oportunidades reales para que todos los ciudadanos, sin excepción, puedan desarrollar sus capacidades físicas, intelectuales y espirituales.

Constituyen objetivos básicos del Estado: fortalecer la unidad nacional, preservar la seguridad nacional, promover un desarrollo sostenible que asegure la prosperidad individual y colectiva, trabajar por alcanzar mayores niveles de equidad y justicia social, preservar y multiplicar los logros alcanzados por la Revolución, afianzar la ideología y la ética inherentes a nuestra sociedad socialista, proteger el patrimonio natural, histórico y cultural de la nación.

El Partido Comunista de Cuba, continuador del Partido Revolucionario Cubano fundado por José Martí en 1892, continúa siendo el órgano rector superior de la sociedad y el Estado, como pilar fundamental de la unidad y del orden político, económico y social; realzando su carácter democrático, en función del ser humano como protagonista y representando los intereses de las masas trabajadoras.

Fuente: Granma-Cubadebate

 

 

 


Escribir un comentario

Ariguanabo Online

Twitter

Canal RSS

Etiquetas

En otros idiomas

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Blogs

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales