Un libro para evocar al Che Parte (2 final)

La historia del libro Evocación comienza con el encuentro, como lo denominó la propia Aleida.

Todo ocurrió durante una misión que tuvo que realizar la joven combatiente del Movimiento 26 de Julio, razón para salir de la ciudad puesto que estaba circulada por sus actividades clandestinas.

De Ernesto Che Guevara solo conocía la leyenda. El viaje al Escambray fue incómodo, refiere Aleida, porque no podía decirle a nadie que llevaba dinero pegado al dorso con esparadrapos y así  prever un robo. Cuando la llevaron a presentarse con el Che, recuerda que le pareció un hombre mayor, y de inmediato le informó de la encomienda que debía entregarle. De esta manera fue el comienzo del primer encuentro. Sobre lo que significó para el Che conocer a Aleida, este le comentó años más tarde en una carta desde El Congo que tuvo que debatirse entre el revolucionario disciplinado y el hombre con sus sensaciones y necesidades, cuando vio a una maestra rubia y regordeta, particularmente la tarde en que palpó la marca de un esparadrapo.... Todo parece indicar que hubo afinidades entre ambos desde que se conocieron, pero que quedaron pospuestas por los momentos difíciles que los acompañaban.

Una de las funciones de Aleida como secretaria del Che era despachar su correspondencia personal. En una carta que le envió el Che a Hilda, su primera esposa, le comunicaba de manera oficial su separación, porque se iba a casar con una muchacha cubana que había conocido en la lucha. Ante la pregunta de Aleida por esa muchacha, el Che le contestó que era ella. Otro momento que Aleida narra en su libro Evocación fue cuando el Che la tomó de la mano por primera vez, en un viaje que hicieron a San Antonio de los Baños.

Esto ocurrió en el mes de enero de 1959 en el asiento de atrás del jeep que los traía al pueblo. Qué hermoso recuerdo de una mujer enamorada de un hombre fundamental en la lucha por el triunfo definitivo. Qué honor que lleve entre sus recuerdos más preciados el lugar donde ocurrió este hecho tan importante en su vida. Evocación es entonces una buena manera de conocer al Che desde la visión de su esposa.

Fuente: Libro Evocación, de Aleida March


Escribir un comentario

Ariguanabo Online

Twitter

Canal RSS

Etiquetas

En otros idiomas

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Blogs

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales