Ahí viene Fidel

Lanzamiento del Libro Ahi viene Fidel. Foto Roberto Garaicoa Martinez CubadebateLanzamiento del Libro Ahi viene Fidel. Foto Roberto Garaicoa Martinez CubadebateResplandecía la capital. El astro rey iluminaba a los transeúntes. Turistas y nacionales, se mezclaban en una sola palaba. Orgullo. Sí eso sentíamos todos. También pasión, compromiso, nostalgia por volver a encontrarnos con el barbudo de la Sierra Maestra vestido de verde olivo.

A las dos de la tarde en el Memorial José Martí de La Habana, se lanzaría el libro Ahí viene Fidel, de los periodistas Wilmer Rodríguez Fernández, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana y Yunet López Ricardo, del diario Juventud Rebelde.

 

Yo estaba en la capital. La ocasión no podía ser mejor. Hay quien precisa una canción de amor… Cantó el poeta trovador con su guitarra.

Yo precisaba de aquel momento, único para el periodismo cubano. Era otro instante para saberse cubano, fidelista, martiano y revolucionario

Ascendí rumbo a la historia y el apóstol me esperaba con serena mirada. Esculpido en mármol. seria testigo de aquellas páginas. Junto al ascenso acompañaron mis pasos dos turistas argentinas. Ellas, sorprendidas un tanto por la muchedumbre que iba en busca del libro, se adentraron en el salón del histórico recinto.

Dentro aguardaban Wilmer y Yunet. Vestidos de blanco, mostraban la pureza de la rosa que el autor de la Edad de Oro, describe en sus versos. Le hablaron al auditorio. Contaron sus vivencias en solo una hora y en ocasiones un nudo en la garganta les impedía hablar.

Las pupilas se resistían a la humedad por el aviso de una lágrima y el talento se hacía pasión, entre anécdotas que abrazaban los aplausos

Ahí viene Fidel. ¡Sí, Fidel regreso! Lo hizo en las palabras de estos cronistas, poetas del género. Jóvenes que igual a los de la generación del centenario, hicieron patria al tocar la historia en el siglo veintiuno.

Tarde para las fotos, los autógrafos, los abrazos y el encuentro con Fidel. El corazón se estruja y late dolito. Fidel regresa entre imágenes y palabras de un recorrido a la inversa. Regresa en la caravana de la victoria, que lo devolvió a la indómita Santiago. La ciudad del Moncada y la Granjita Siboney.

Yo estaba entre los cientos de mortales que llego en busca del libro. Ser culto es el único modo de ser libres. Se leía en uno de los pensamientos esculpidos en dorado, en las paredes del Memorial José Martí En silencio reflexione y comprendí que eso somos, un pueblo culto que ama a Fidel como a un padre.

Ya no volverá a levantar su voz en la Plaza, ante multitudes que le aclamaban y coreaban Fidel, Fidel Fidel… Aquí donde estamos hoy para evocarle en estas páginas gloriosas de avezada poesía hecha crónica, Fidel vuelve a nuestro encuentro

Ahí viene Fidel. El líder que no se fue a Santa Ifigenia. Esta tarde volvió a sacudir el polvo del camino, junto a los comandantes, generales y otros oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionaras y el Ministerio del Interior. Volvió porque está en cada estrofa de estas ciento ochenta páginas doradas de la crónica periodística de Wilmer y Yunet.

Camina seguro por la carretera central igual que en noviembre y diciembre de 2016. Niños, jóvenes, ancianos, mujeres embarazadas, personas discapacitadas, religiosos, negros, blancos, chinos o mulatos. Todos, absolutamente todos, nos reunimos para volver al encuentro con el Comandante amigo porque ante el murmullo y el asombro de todos ¡Ahí viene Fidel!


Escribir un comentario

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales