Cobijando la esperanza

Campesinos cubanos. Foto: Tomada de internet.Campesinos cubanos. Foto: Tomada de internet.Triunfador y protagonista de la historia patria, el campesino carga el peso del futuro. Se abrió paso y dejó atrás el pasado de opresión y vida lastimosa. Hoy asume retos, se afana en labrar la tierra y hacerla producir para garantizar el sustento de muchas personas.

Anda a prisa, tanto como si fuera un surco que camina, porque para él la urgencia de los alimentos en la mesa de todos ocupa su mente. Amoroso, bendice a la tierra con el sudor, la acaricia con sus manos y los útiles de labranza. Llega con el riego para que brote la semilla, y repite una y otra vez la acción a la novia amantísima.

Vive intensamente, alza la vista, se recrea entre las palmas reales, los sembradíos, las largas hileras de sacos sobre los surcos; expresión de las intensas jornadas de trabajo. Reafirma el orgullo de hombre de campo.

Con sueños encontrados toma el camino, endulza la vida con el jolgorio de la canturía, cambia el sollozo por el triunfo. Resplandece el sol en su frente cuando amanece, reluce el rostro bañado por el rocío, se enciende con una sonrisa de triunfo y sigue cobijando la esperanza con la certeza de que labra un mañana diferente.

El rocío le acaricia el rostro y la brisa mañanera le acompaña en el andar por la tierra agradecida. Le complace el verdor de las plantas y desde el horizonte disfruta la salida del sol.


Escribir un comentario

Canal RSS

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales