Cuba a pesar de la crisis global, avanza

Cuba heredó la economía de país subdesarrollado luego de haber transitado por gobiernos títeres del poder y otros foráneos que saqueaban los recursos e impedían el soberano desarrollado de la sociedad. Transita por el 2013, se mantiene, resiste el bloqueo y los bandazos de los fenómenos naturales.

La crisis global, económica y financiera no es exclusiva. Cuba enfrenta hoy las consecuencias de la crisis mundial que por supuesto marca a los cubanos, los cuales sentimos bien de cerca los peligros que se avecinan a partir de lo que vive el resto de la humanidad.

 ¿Qué podemos hacer para ayudar a sortearla? Solo con eficiencia en cada puesto de trabajo o lo que es lo mismo reevaluar la significación del trabajo como única fuente de ingreso personal y al presupuesto del estado, el aprovechamiento óptimo de la jornada laboral y los recursos lo que equivale al ahorro y las restricciones en el consumo entre otras, nos llevará a soportar la inestabilidad en la economía mundial.

La percepción del dilema económico mundial tiene que ser prioridad en el análisis y la interiorización de cada ciudadano para que únicamente no sea  percepción y responsabilidad del esfuerzo protector del Estado cubano que a diferencia de la sociedad capitalista y las empresas movidas por el capital ejercen el despido como fórmula. Los signos de la crisis económica y financiera mundial aparecen en la dinámica del sector cubano, aunque no siempre tengamos la magnitud del impacto.

No se puede estar de espaldas al fenómeno si tenemos en cuenta que muchos productos dependen del comercio con otros países y si allá surgen complicaciones, eso nos viene encima irremediablemente. La escasez de materia prima dificulta la continuidad de los procesos productivos en muchas industrias cubanas. La crisis representa un serio desafío para Cuba porque dependemos en gran medida de las importaciones.

En la Isla el alto consumo de combustibles nos involucra a todos desde los funcionarios hasta la ama de casa pues existe el riesgo de una nueva época de apagones asociada a la crisis económica mundial. La clave está en hacer un uso racional de la energía. Pensar y buscar alternativas nos convida a reflexionar. Nuestra base económica es aún débil y está en fase de desarrollo.

El bloqueo nos entorpece de mil maneras, y esa es una. Evitar tener luces encendidas por gusto, pilas con salideros despilfarrando el agua tanto en el trabajo como en la casa. Ahorrar es la palabra de orden en el control de los recursos pues la energía decide casi todo en este mundo.

A trabajar duro, no hay más que eso. Sacarle alimentos a la tierra, esa debe ser la tarea de primer orden. El trabajo nos proporciona el salario, con él nos llega el dinero; el dinero es economía; y esa es la que hoy está en problemas. Nos compete a todos la crisis global. La única forma de salir adelante es llamar a la conciencia y al trabajo para lograr la eficiencia desde nuestras áreas de responsabilidad socio-laboral. Ser creativos en la búsqueda de alternativas que posibiliten la producción y el desarrollo de los principales indicadores económicos nos permitirá estimular la cultura económica y seguir el camino de la consolidación de la sociedad.   

Nuestro país se ha propuesto trabajar en el incremento sostenido de los niveles de productividad. El ahorro de recursos, particularmente los energéticos, la disminución de las importaciones, la reducción del gasto público, el control de las inversiones y el aumento de la producción de alimentos, constituyen prioridades a corto plazo.

Iniciamos el reordenamiento laboral para que en ningún centro sobren o falten trabajadores. Con los más idóneos, buscaremos mayor productividad y eficiencia hasta lograr buenos niveles de producción, competitividad y rentabilidad empresarial. A nuestro favor para encarar estas complejidades está la experiencia en el sector estatal dentro del proceso de Perfeccionamiento Empresarial.

Entretanto, en la Isla se amplía la modalidad del trabajo por cuenta propia que no significa un retroceso al capitalismo. Aquí coexisten varias formas de propiedad sobre los medios de producción, pero prevalece la estatal que es la garantía de la planificación en lugar de la economía de mercado y desregularizada.

El Estado continuará la protección institucional a los jubilados, garantiza los productos de la canasta básica familiar. No ha cerrado ni una sola aula, ni un consultorio médico, ningún hospital; todos ofrecen servicios gratuitos y con calidad. Tampoco se restringieron indebidamente las actividades culturales y deportivas; siguen y con un concepto más racional, a la vez que contribuyen a la satisfacción espiritual de la ciudadanía.

 


Ariguanabo Online

BANER-230X350

Twitter

En otros idiomas

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Blogs

Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales