Pepe: un reparador de sueños

IMG 20190925 103816

José Moreno Hernández: Técnico en Explotación de la Radio. Foto: Dayamí Tabares Pérez.

De pequeño escuchaba por la radio “El reparador de sueños”, una de las canciones más bellas de nuestro Silvio Rodríguez. En sus melodías contaba la historia de un enanito que llegaba con sus herramientas, con afán risueño de enmendar lo roto, apartando piedras de aquí, basura de allá y que siempre hacía labores. Recuerdo que le preguntaba a mamá quién era esa personita feliz. ¡Inocencia la mía! ¡Yo también quería mi reparador de sueños!

Pasaron los años, crecí, pero seguí escuchando la mágica canción en la escuela, actos de la localidad y algunas fiestas. “¿Quién será?, ¿dónde estará su motor que mueve la luz?, ¿a qué se dedicará realmente?”- volvía a preguntarme como si la fantasía no desapareciera. Y no entendí mejor sobre este “reparador” hasta que lo vi –con mis propios ojos- entrar por las puertas de Radio Ariguanabo. ¿Acaso era una visita? ¿Por qué llegaría a mí después de tantos años?

Al hombrecito todos le llamaban Pepe, aunque su nombre verdadero es José Moreno Hernández. Apenas con una sonrisa se acercó a nosotros, no traía consigo una bolsa de herramientas, tampoco sabía cómo apretar el amor… y yo, creyendo en mi canción, por un momento pensé que no fuese capaz de trocar lo roto y convertirlo en oro. ¡Para nada! Pepe llegó a reparar -me dijo una de mis compañeras-, es el encargado de la técnica en nuestra emisora. En ese instante me atacó la curiosidad, me acerqué y era cierto, Pepe tenía manos mágicas para devolver lo que un día pensamos marchito.

Hoy cuando se celebra el Día de Trabajador Técnico de la Radio corresponde dedicarle unas palabras, no para cumplir con mi agenda editorial sino como muestra de agradecimiento ante los sueños que fielmente nuestro Pepe ha reparado. ¡Qué bien se siente verlo entre cables, herramientas y equipos! Después de su llegada volvieron a los estudios, departamentos y computadoras las alegrías. Las cosas que hace mucho estaban apartadas, esperando su triste turno al olvido, él logró devolverles la prestación.

Para José Moreno no hay “imposibles”. Su experiencia anterior al servicio del Instituto Cubano de Radio y Televisión lo hicieron regresar a esta casona de San Antonio de los Baños. A él también debemos la calidad del trabajo en equipo. Él comparte junto a locutores, guionistas, directores, un sueño ancho y hondo a través de los sonidos. Pepe no sabe de horarios, complejidades, escaseces… se define como un hombre al servicio de la utilidad, entonces su virtud lo hace imprescindible ante tanto ajetreo.

Y ahí viene otra vez. Mi reparador de sueños, o el nuestro, tiene nombre. Su maleta de herramientas está repleta de oportunidades. ¿A qué temer si él aceptó ser útil? Radio Ariguanabo tiene un enanito, de afán risueño que siempre va a hacer su tarea mejor. Ya no hay de qué preocuparse. Desde ahora se acabó el silencio.


Del Municipio

Culturales

Deportivas

Provinciales